22 de noviembre de 2019 4:57 pm

Obispos de América se solidarizan con Iglesia en Nicaragua ante persecución del gobierno

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Vpice of America, dominio público
Foto referencial. Crédito: Vpice of America, dominio público

Los obispos de Panamá, Guatemala, Costa Rica y el CELAM se solidarizaron con los obispos de Nicaragua ante la persecución que sufre esta Iglesia por parte del gobierno.

En los últimos días distintos templos católicos como la Catedral de Managua y la Parroquia San Miguel Arcángel en la localidad de Masaya, han sido asediados y atacados por partidarios afines al gobierno de Ortega.

Un sacerdote y una religiosa fueron golpeados en la Catedral, templo del que ya han salido algunas madres que protestaron allí contra la detención de sus familiares como presos políticos, por parte del régimen de Ortega.

Mientras tanto, en la parroquia San Miguel Arcángel, donde las autoridades cortaron la luz y el agua, se mantiene el P. Edwin Román, quien decidió quedarse para acompañar a un grupo de mujeres en huelga de hambre por la detención injusta de sus familiares.

En un comunicado titulado “Nos dueles la situación en Nicaragua”, los obispos panameños indicaron que comparten el “dolor y la impotencia que vive el pueblo y la Iglesia Católica en Nicaragua, ante la intransigencia que lleva a violar derechos humanos fundamentales como es el derecho  a la vida digna, la libertad de expresión y de protesta, la libertad de movilidad y la libertad religiosa”.

“Nos solidarizamos con el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, ante las agresiones que sufren sacerdotes y fieles, así como por los actos sacrílegos en la Catedra, y el asedio e intimidación en la Parroquia San Miguel Arcángel en Masaya. Condenamos estos actos de profanación y de agresión que hieren sensiblemente la fe del pueblo católico”, indicaron.

Por su parte, los obispos de Guatemala condenaron los ataques contra la Iglesia y expresaron su sedeo de que, “como ha manifestado en distintas ocasiones el Papa Francisco, se genere en ese país hermano un clima de diálogo real que permita superar la grave crisis de convivencia que ha puesto en peligro grave la democracia y el respeto a los más elementales derechos humanos.

De otro lado, los obispos de Costa Rica resaltaron que “es urgente que cesen los hostigamientos y la persecución contra la Iglesia Católica. Especialmente, manifestamos que no debe prolongarse por más tiempo el asedio y la privación de servicios fundamentales como el agua y los alimentos, que ha sufrido el cura párroco de San Miguel Arcángel en Masaya y un grupo de fieles”.

“Nos encomendamos a la Inmaculada Virgen María para que, con su poderosa intercesión, obtenga del Señor para los hermanos nicaragüenses la perseverancia, el consuelo y la fortaleza necesaria en este periodo difícil de su peregrinación hacia la plenitud del Reino de Dios”, concluyeron.

Asimismo, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) dio a conocer un comunicado en el que los obispos se unen “a la Conferencia Episcopal Nicaragüense, orando y pidiendo por la paz en Nicaragua, contrarrestando el odio con el amor que sube a la cruz, pidiendo entrañas de misericordia y un corazón justo para discernir los designios del Señor en medio de la crisis del país”.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Nicaragua, Iglesia en Nicaragua, CELAM, Obispos de Nicaragua, crisis en Nicaragua

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios