23 de marzo de 2021 - 7:20 PM

Obispos condenan violencia racista y rezan por víctimas de tiroteo en Atlanta

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Jessica Irani / Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Jessica Irani / Unsplash.

Los Obispos de Estados Unidos denunciaron el “odio y violencia por motivos de raza, etnia o sexo”; rezaron por las familias de las ocho personas que fallecieron víctimas de tiroteos en Atlanta la semana pasada, incluidas seis mujeres de origen asiático; y se solidarizaron con todas las comunidades vulnerables a este tipo de ataques.

El 22 de marzo, el Obispo de Salt Lake City, Mons. Oscar Solís, que preside el Subcomité de Asuntos de Asia y las Islas del Pacífico de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (USCCB) y es el primer obispo nacido en Filipinas en los Estados Unidos, expresó su tristeza y preocupación por los recientes ataques contra la comunidad asiática en el país.

“Me entristece profundamente oír hablar de otro tiroteo masivo que trágicamente se ha cobrado la vida de ocho personas y ha renovado las preocupaciones sobre un aumento de la hostilidad contra las personas de ascendencia asiática”, dijo.

El Prelado dijo que “como obispos, denunciamos cualquier tipo de odio y violencia, especialmente por motivos de raza, etnia o sexo. Oramos por las familias y amigos de las personas que perdimos y por sus comunidades, que pueden sentirse inseguras y vulnerables en este momento”.

El 16 de marzo, un hombre armado mató a ocho personas, incluidas seis mujeres asiáticas, e hirió a una persona durante una serie de tiroteos en tres salones de masajes en el área de Atlanta, en el estado de Georgia. 

El atacante, Robert Aaron Long, de 21 años, había frecuentado los salones y había estado previamente en un programa de rehabilitación por adicción al sexo.

Long ha sido acusado de ocho cargos de asesinato y uno de agresión agravada. Los fiscales han dicho que “nada está fuera de la mesa” y que se pueden presentar cargos adicionales, incluidos delitos de odio. El estado de Georgia permite la pena de muerte, pero actualmente se desconoce si buscará ese castigo para Long.

El director del FBI dijo la semana pasada que no creía que la raza fuera un factor motivador en los tiroteos y que Long aún no ha sido acusado de un crimen de odio.

Sin embargo, dado que las mujeres de ascendencia asiática representan las tres cuartas partes de las víctimas de los disparos, los asesinatos provocaron conversaciones sobre la discriminación contra los asiáticos en los Estados Unidos, particularmente durante la pandemia del COVID-19.

Mons. Solís señaló que el tiroteo “impulsó el diálogo nacional para abordar los prejuicios anti-asiáticos que han tomado la forma de muchos otros actos de violencia física, ataques verbales y destrucción de propiedad contra las personas de ascendencia asiática durante el último año, que han dejado a las comunidades de todo el país traumatizadas”.

“Hago eco de las palabras del Arzobispo Gregory Hartmayer de que ‘[debemos] apoyar a todas las víctimas de la violencia y solidarizarnos con aquellos que son vulnerables en nuestras comunidades'”, dijo el Prelado, refiriéndose a una declaración del Arzobispo de Atlanta después de los tiroteos, el 17 de marzo.

Mons. Solís dijo que este tiempo litúrgico de Cuaresma debe ser para los católicos una temporada de “conversión” a la caridad con todos nuestros hermanos.

“En términos más generales, siempre debemos enfatizar que todo ser humano es un hermano o hermana en Cristo, creado a imagen y semejanza de un Dios amoroso”, dijo.

“Particularmente durante este tiempo de Cuaresma, recordemos el amor y misericordia de Dios con cada uno de nosotros y renovemos el llamado a la conversión del corazón, para que estemos más unidos al amor de Dios y lo compartamos con todos nuestros vecinos”, agregó.

En noviembre de 2020, en la reunión anual de obispos que fue celebrada de forma remota debido a la pandemia del COVID-19, el Arzobispo de Portland, Mons. Alexander Sample, advirtió que los estadounidenses de origen asiático en su arquidiócesis estaban siendo el chivo expiatorio de la pandemia del coronavirus.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, Asesinatos, Asia, Obispos de Estados Unidos, Iglesia en Estados Unidos, racismo, no violencia, asiáticos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios