20 de marzo de 2018 12:03 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 3 de abril de 2018 10:23 am

Obispo y 5 sacerdotes en prisión por malversar fondos de la Iglesia en Brasil [VIDEO]

Redacción ACI Prensa

El Ministerio Público de Goiás, en Brasil, arrestó y encarceló a un obispo católico, 5 sacerdotes y otros funcionarios administrativos, acusados de malversar fondos de la Iglesia Católica.

Mons. José Ronaldo, Obispo de Formosa, y los demás implicados fueron arrestados y encarcelados el lunes 19 de marzo, en el marco de la operación “Caifás”, acusados de desviar más de 2 millones de reales (unos 600 mil dólares) de la Iglesia Católica.

Durante la operación, se halló 70 mil reales (unos 20 mil dólares) en efectivo en la casa del sacerdote Epitácio Cardoso Pereira, en la parroquia de Planaltina.

El dinero malversado proviene de diezmos, donaciones, estipendios por bautismos y matrimonios, de los templos ubicados en los municipios de Posse, Formosa y Planaltina, en los alrededores de Brasilia, la capital de Brasil.

Según las autoridades, el desvío de dinero se realiza desde 2015, cuando el Obispo tomó posesión de la diócesis de Formosa.

El juez Fernando Oliveira Samuel, que ordenó la prisión preventiva de los acusados, explicó que el dinero “ha sido sistemática desviado por orden de José Ronaldo e igualmente aprobado en favor de los demás clérigos”.

La escucha de llamadas telefónicas, realizada de acuerdo a ley, permitió saber que Mons. Ronaldo y cuatro de los sacerdotes habrían comprado una hacienda para criar ganado y una casa de loterías.

“Además de eso, es posible que los vehículos adquiridos por la diócesis hayan sido destinados para el uso particular del Padre Moacyr (Santana) en la ciudad de Posse”, agrega el juez.

Por su parte, el promotor de justicia que ve el caso, Douglas Chegury, afirmó que Mons. José Ronaldo “enfrentó este tipo de problema y resistencia en la diócesis de Janauba” en el estado de Minas Gerais. “Entonces fue transferido aquí e implementó un esquema semejante al que él operaba allá”.

Las investigaciones del caso comenzaron en diciembre de 2017, cuando se verificó que los gastos de la casa del Obispo pasaron de 5 mil a 35 mil reales mensuales, desde que Mons. Ronaldo asumió la diócesis.

Por ese motivo los fieles locales solicitaron que se diera a conocer las cuentas de la diócesis y señalaron que no recogerían el diezmo mientras no se tomara la medida.

ACI Digital –agencia del Grupo ACI en portugués– buscó la reacción de la diócesis de Formosa en reiteradas ocasiones y hasta el cierre de esta edición no ha obtenido respuesta.

De otro lado, el Episcopado brasileño, a través de su Secretario General, Mons. Leonardo Steiner, dio a conocer un comunicado este martes 20 de marzo que señala lo siguiente: “Ante la prisión del Obispo de la diócesis de Formosa en el estado de Goias, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil – CNBB manifiesta su solidaridad con el presbiterio y los fieles de la diócesis, recordando al hermano obispo que la justicia es un abandonarse confiado a la voluntad misericordiosa de Dios".

“La verdad de los hechos debe lograrse con justicia y transparencia, considerando el bien de la Iglesia particular y del obispo”, señala el texto.

Para concluir, la nota de los obispos de Brasil invita “a todos los fieles de la Iglesia a permanecer unidos en oración, para ser verdaderos testimonios del Evangelio”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Digital.

También te puede interesar:

Etiquetas: obispos, corrupción, Iglesia en Brasil, Administrador apostólico

Comentarios