18 de febrero de 2018 4:01 pm

Obispo se opone a posible prohibición de vigilias frente a clínicas de abortos en Reino Unido

Redacción ACI Prensa

Personas rezando frente a una clínica de aborto / Crédito: Diócesis de Saginaw (CC BY ND 2.0.)
Personas rezando frente a una clínica de aborto / Crédito: Diócesis de Saginaw (CC BY ND 2.0.)

El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Westminster, Mons. John Sherrington, habló en defensa de las vigilias provida, debido a que una campaña para prohibirlas cobra impulso en Reino Unido.

“Hay miembros del público, a menudo asociados con iglesias, que se reúnen pacíficamente para orar fuera de las clínicas de aborto y dan testimonio del bien de la vida humana de una manera digna. Lo hacen por su creencia fundamental en la protección de la vida del no nacido y el bien de la madre”, dijo el obispo el 16 de febrero.

Mons. Sherrington, es responsable del Día por la Vida, día en que la iglesia local se dedica 24 horas a crear conciencia sobre el valor de la vida humana en cada etapa, desde la concepción hasta la muerte natural. En Inglaterra y Gales la celebración de 2018 será el domingo 17 de junio.

Varios consejos locales aprobaron mociones para introducir "zonas de colchón" (zonas restrictivas) fuera de las clínicas de aborto, aunque aún no han decidido cómo implementarlas. El gobierno ha lanzado una consulta sobre "supuesto acoso e intimidación" fuera de las clínicas de aborto.

Las mociones propuestas podrían prohibir la visualización de imágenes consideradas angustiosas y el uso de altavoces, pero también la agrupación en grupos grandes y el acercamiento a mujeres yendo a clínicas.

En 2017, el diputado del Partido Laborista, Rupa Huq, organizó una carta multipartidaria que respaldaba las zonas de colchón. En aquella ocasión obtuvo el apoyo de 113 parlamentarios, incluido el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, según informó Sky News.

Mons. Sherrington fue crítico de la propuesta: “una introducción general de las 'zonas de colchón' conlleva el peligro tanto de negar la libertad de expresión como de fomentar la intolerancia hacia opiniones legítimas que promuevan el bien común”.

“Ofrecer folletos es parte de ayudar a informar a las mujeres que podrían no haber tenido información imparcial antes. También hay quienes ofrecen alternativas prácticas y asistencia si una mujer quiere hacer una elección diferente”, dijo. 

La Ministra del Interior, Amber Rudd, solicitó una revisión de las reuniones provida en 2017, así como opiniones sobre "presuntos actos de hostigamiento e intimidación cerca de las clínicas de aborto en Inglaterra y Gales".

“Aunque todos tienen derecho a protestar pacíficamente, esta revisión trata de garantizar que la policía, los proveedores de atención médica y las autoridades locales tengan los poderes adecuados para proteger a las mujeres que toman estas decisiones difíciles. La decisión de abortar ya es increíblemente personal, sin que las mujeres sean más presionadas por manifestantes agresivos”, dijo Rudd en un pronunciamiento el 26 de noviembre de 2017.

La revisión consideraría varios factores: la escala, frecuencia y naturaleza de las protestas; leyes contra el acoso y la intimidación; y el derecho del público a una protesta legal y pacífica.

Mons. Sherrington apoya las protestas entendidas correctamente.

“En una sociedad democrática, la libertad de protestar y expresar la propia opinión siempre debe considerarse en relación con el bien común. No debería ser necesario limitar la libertad de individuos o grupos para expresar opiniones, excepto cuando podrían causar un daño grave a otros o una amenaza al orden público”, expresó.

Asimismo, afirmó que legislación actual ya proporciona los medios para lidiar con el comportamiento dañino o amenazante.

El período de comentarios para la revisión finaliza el 19 de febrero.

En diciembre, John Hansen-Brevetti, gerente de operaciones de la clínica de aborto Marie Stopes en Ealing, dijo al comité de asuntos internos de la Cámara de los Comunes que hasta 40 manifestantes se habían reunido afuera de la clínica. Denunció que habían agredido a mujeres o usado otros medios de intimidación.

Sin embargo, Antonia Tully, directora de campañas de la Sociedad para la Protección de Niños No Nacidos, dijo que las protestas son de "personas pacíficas y devotas que se acercan a las instalaciones de aborto y ofrecen a las mujeres la ayuda que simplemente no reciben en ningún otro lugar".

En enero, Tully dijo que "las vigilias provida pacíficas y de oración deben continuar ofreciendo ayuda a las mujeres desesperadas".

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA

También te puede interesar:

Etiquetas: Aborto, No al Aborto, Pro-vida, Reino Unido, Clínica abortista, Vigilia de oración

Comentarios