15 de enero de 2018 2:00 pm

Obispo salvó milagrosamente la vida: La Providencia me cuida

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Obispo maronita Samir Nassar / Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada
Obispo maronita Samir Nassar / Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

El Obispo maronita Samir Nassar salvó milagrosamente la vida después de que un proyectil impactara en su cama cuando él justo se había levantado de ella.

“Un obús cayó sobre mi cama el pasado lunes 8 de enero de 2018. A la 1:20, cuando estaba echando una breve siesta, me levanté para ir al servicio y segundos después la cama estaba llena de metralla”, relata el Obispo en su carta.

El obispo maronita, que radica en Damasco (Siria), envió una carta a Ayuda a la Iglesia Necesitada agradeciéndoles su cercanía y explicando cómo sucedieron los hechos.  

“La Providencia cuida de este pequeño servidor”, afirmó.

Al ver la intensidad del bombardeo, fieles y sacerdotes del patriarcado maronita pensaban que Mons. Nassar había muerto.

Por eso, según precisa en su carta, “los sacerdotes lloraron de alegría al verme salir vivo entre el humo y los escombros. Agradezco al Señor este nuevo inicio. Mi vida Te pertenece”.  

Dijo que ahora, con su casa destruida por el proyectil, se encuentra “exiliado, como los 12 millones de refugiados sirios que no tienen nada”.

Según estimaciones unos 10 proyectiles cayeron en distintas áreas de la ciudad de Damasco. El patriarcado maronita que se sitúa en Straight Street sufrió daños considerables cuando una de las bombas impactó en el patio.

El convento de las Hermanas de Jesús y María también fue parcialmente destruido. La hermana Annie Demerjian aseguró a Ayuda a la Iglesia Necesitada que “fue la providencia de Dios” por la que ninguna de las religiosas estuvo en la habitación en la que impactó el proyectil.

La religiosa pidió oraciones por las siete personas que fueron heridas durante el bombardeo y que actualmente se encuentran en el hospital.

Mons. Nassar aseguró que la catedral maronita sufrió un “daño mayor” durante el bombardeo. “Las puertas de la catedral y 43 ventanas y puertas deben ser reemplazadas”, aseguró y precisó que también necesitan reparación los depósitos de agua y combustible. La red eléctrica y su coche también fueron gravemente dañados.

También te puede interesar: 

Etiquetas: Siria, conflicto en Siria

Comentarios