12 de mayo de 2020 8:50 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 13 de mayo de 2020 11:30 am

Obispo recorre calles con Santísimo Sacramento y lleva alegría en el Día de la Madre

POR CYNTHIA PÉREZ | ACI Prensa

Procesión del Santísimo en San Vicente de Cañete Crédito: Facebook de la Prelatura de Yauyos
Procesión del Santísimo en San Vicente de Cañete Crédito: Facebook de la Prelatura de Yauyos

La Iglesia en Cañete (Perú), con apoyo de la Policía Nacional, llevó el Santísimo Sacramento por las calles para bendecir a las familias con motivo de la celebración del Día de la Madre, que por la pandemia del coronavirus se vivió en cuarentena.

La Jornada, celebrada el domingo 10 de mayo, inició con la transmisión online de la Santa Misa celebrada a las 9:30 horas (local) por el Obispo Prelado de Cañete, Yauyos y Huarochirí, Mons. Ricardo García, en la Iglesia Catedral de la ciudad de San Vicente de Cañete. Durante la homilía, el Prelado pidió especialmente por las madres de familia de todas las parroquias.

En declaraciones a ACI Prensa, Mons. García dijo que el recorrido con Jesús Eucaristía por el distrito de San Vicente de Cañete inició a las 3:00 p.m. y duró cerca de tres horas. Indicó que el objetivo fue que las madres recibieran la visita de Cristo, ya que no pueden ir a visitarlo por la cuarentena.

“Hicimos un recorrido bastante exhaustivo por muchas calles, urbanizaciones, coordinando con la policía”, dijo Mons. García y explicó que fue llevado portando al Santísimo Sacramento en un carro de la parroquia decorado con flores, seguidos por una patrulla de la policía. Además, precisó que en todo momento se anunció a la gente que no salga de sus casas.

El Prelado dijo que la iniciativa tuvo una gran acogida por parte de los fieles, que se arrodillaban conforme Jesús Eucaristía pasaba por sus casas, para adorarlo y recibir su bendición. Asimismo, dijo que muchos armaron altares, pusieron imágenes y cuadros religiosos en sus puertas y portaron estatuillas de los santos de su devoción.

Mons. García expresó su alegría porque los fieles se mostraron entusiasmados, contentos y agradecidos “por la cercanía del Señor”, después de “dos meses de no poder estar al menos cerca de la Eucaristía” y animó a que en otros sitios también se realicen procesiones del Santísimo Sacramento, de acuerdo a sus posibilidades y condiciones.

“En los sitios en los que es manejable, es muy sencillo esto [organizar la procesión]. Hay que coordinar con las autoridades, hay que motivar a la gente y creo que por lo menos es darle un aliento o una cuota de esperanza y de alegría en momentos un poco complicados”, aconsejó el Prelado.

El Prelado dijo que el miércoles de Semana Santa también realizaron una procesión del Santísimo Sacramento en San Vicente de Cañete y en otras localidades como San Antonio, San José y en la provincia de Huarochirí.

En relación con la crisis sanitaria del COVID-19, Mons. García dijo que en Cañete “las cosas están un poquito más complicadas”, pues son “la provincia de Lima que tiene más contagiados”, con cerca de 800 personas infectadas. Indicó que la zona que concentra la mayor cantidad de infectados es Nueva Imperial, debido a que allí se encuentra un centro penitenciario.

El Prelado dijo que la situación está más controlada en las regiones de la sierra de Lima y señaló que en Yauyos solo hay cuatro infectados. Asimismo, precisó que los habitantes de muchos pueblos se organizan para protegerse del virus al impedir “que vayan extraños para que no lleven el virus”.

No obstante, señaló que desde el inicio de la cuarentena en marzo, que incluyó la suspensión de los viajes interprovinciales, mucha gente de la sierra tuvo que quedarse en la capital y no pudo volver a su pueblo, por lo tanto, actualmente hay muchas zonas despobladas.

En relación con la situación en los hospitales, Mons. García dijo que están “saturados” y lamentó que la construcción del Hospital Regional de Cañete haya quedado inconclusa. Además, señaló que la decisión del Gobierno del Perú de haberse llevado equipos médicos nuevos sin utilizar, como ventiladores mecánicos, a la ciudad de Lima ha generado “un poco de molestia en el pueblo”.

Por su parte, el Prelado señaló que la Iglesia, a nivel pastoral, continúa transmitiendo la Santa Misa online a través de Facebook y Zoom, y que los sacerdotes están llevando los sacramentos de forma limitada a los casos graves de los hospitales, siguiendo un protocolo de bioseguridad y portando un kit con equipos de protección personal.

Sobre las Misas públicas, Mons. García dijo que están elaborando un protocolo local, a partir del protocolo enviado por la Conferencia Episcopal del Perú. “Estamos preparándonos de acuerdo a nuestra realidad, porque el protocolo te deja un margen para que cada uno lo acomode a sus circunstancias”, señaló.

Además, el Prelado dijo que se están organizando como Iglesia para brindar catequesis a través de medios virtuales de forma unificada y además, señaló que están capacitándose para evangelizar mejor a través de estas plataformas.

Con respecto a la labor social, Mons. García dijo que a través de las parroquias están repartiendo alimentos a las familias más vulnerables y dijo que a la fecha han ayudado a cerca de “10 mil personas”.

Asimismo, el Prelado mencionó que estos productos alimenticios han sido donados por el Banco de Alimentos y empresas que canalizan su ayuda a través de Cáritas del Perú. Indicó que recientemente Cañete ha recibido una donación de pollos que forman parte del exceso de producción de las empresas de la zona.

Mons. García también señaló que Cáritas del Perú está ayudándolos con un importante fondo económico de contingencia repartido por todas las diócesis exclusivamente para ayudar a los más necesitados comprando alimentos.

Finalmente, agradeció a otras personas que están llevando ayuda solidaria como jóvenes voluntarios estudiantes de medicina que han donado mascarillas para la población y destacó el apoyo del P. Omar Sánchez Portillo, secretario general de Cáritas Lurín y director de la Asociación de las Bienaventuranzas, quien ha canalizado la ayuda que ha recibido para apoyar a algunas zonas de la sierra de Lima.

A la fecha, Perú es el país número trece del mundo y el segundo país de América del Sur con más contagiados de COVID-19 con cerca de 72,059 personas infectadas, 2057 fallecidos y 23,324 pacientes recuperados.

Etiquetas: Perú, Día de la Madre, Santísimo Sacramento, devoción, Procesión eucarística, coronavirus, pandemia, aislamiento social, covid19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios