11 de diciembre de 2021 - 8:01 PM

Obispo desafía a defender la vida como una de las verdades del orden natural

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. Oscar Ojea. Crédito: CEA.
Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. Oscar Ojea. Crédito: CEA.

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Mons. Oscar Vicente Ojea, desafió a los laicos a defender la vida como una de las verdades que pertenecen al orden natural.

A través de un videomensaje, Mons. Ojea recordó que en enero de 2021 el Papa Francisco le expresó la necesidad de “buscar con creatividad los modos de explicar principalmente a los jóvenes y desde la ciencia lo que todo médico sabe acerca de la existencia de la vida en el momento de la concepción y lo que se estudia en el manual de embriología en nuestra Facultad de Medicina”.

Mons. Ojea explicó que “no se trata de cegar las fuentes de la vida, sino de agrandar la mesa para que todos puedan tener derecho a participar del banquete de la vida”.

“La vida humana nunca es una carga, exige que le hagamos lugar”. Por eso, “si nuestra autonomía exige la muerte de una persona, nuestra autonomía no es otra cosa que una jaula de hierro, dice Francisco”.

"Es preciso estimular a los laicos, especialmente a los profesionales de la ciencia y la cultura, para que puedan dar testimonio de estas verdades que pertenecen al orden natural”, expresó.

El mensaje de Mons. Ojea se enmarca en una serie de temas presentados durante la Asamblea Plenaria de noviembre de este año.

Los temas fueron planteados como “desafíos” que enfrenta la Iglesia Católica en Argentina para los próximos años y han sido entregados en dos videos hasta el momento.

En ambos videos Mons. Ojea también se ha referido al magisterio social del Papa Francisco que “invita continuamente a hacer actual la opción preferencial por los pobres”.

“La Iglesia está siendo acusada por algunos sectores de pobrismo, se la acusa de mantener una clientela cautiva y segura, y por esto dicen que a la Iglesia le conviene que los pobres permanezcan pobres”, indicó el también Obispo de San Isidro.

“Esto desconoce todo el trabajo que hace la Iglesia por la promoción humana de los pobres y para promover su dignidad”, afirmó.

“Vemos en cambio que lo que está surgiendo en nuestra cultura y con mucha virulencia es la aporofobia, que es el odio y el rechazo al pobre, acusándolos de vagancia, de vivir de planes y de ser indolentes”. “De este modo se estigmatiza a los pobres atribuyéndoles a ellos toda la responsabilidad de su condición cuando sabemos que en la Argentina hace muchos años que la pobreza crece estructuralmente”, alertó.

Estar junto a ellos es el lugar propio de la Iglesia y desde allí debemos promover y construir la fraternidad ese llamado de la encíclica Fratelli tutti, indicó.

Otro tema abordado es el “desafío misionero” planteado por el Papa en Evangelii gaudium y en el contexto actual de las "profundas huellas de enojo, tristeza, desilusión y miedo” que ha dejado la pandemia del COVID-19.

“La misión nos hace tomar conciencia de nuestra propia identidad de bautizados. En ella nunca actuamos solos, actuamos como pueblo de Dios en las que las relaciones se profundizan”.

De ese modo, “la motivación profunda de la misión”, “transforma el ardor, los métodos y la expresión con la que se transmite el Evangelio. De este modo transmitimos una fe que nos ha enamorado y al mismo tiempo enamora a los demás”, agregó el presidente de la CEA.

En adelante, “la primera actividad misionera es escuchar. Toda misión comienza con una escucha de aquellos y aquellas con quienes me voy a vincular”. “Junto con todo el Pueblo de Dios que evangeliza debemos llevar adelante esta profunda conversión pastoral y misionera con la que la Iglesia en Argentina está todavía en deuda”.

De esa manera, en tiempos del Sínodo “la Iglesia sale a escuchar en un mundo de oídos sordos”.

“Salimos en este momento a escuchar lo que nos dice el Señor y lo que nos dice nuestro pueblo, lo que nos dice el Espíritu y lo que nos dice la gente, sacudida por procesos de masificación y de fragmentación”.

“El Sínodo nos revela la necesidad profunda que tenemos de volver todos a las raíces del bautismo todos somos corresponsales de la Evangelización”. Somos todos hijos, todos hermanos, todos ungidos y todos enviados”, expresó Mons. Ojea.

En las próximas entregas se espera que el presidente de la CEA hable sobre los abusos en la Iglesia y la ideología de género.

Etiquetas: Argentina, vida y familia, No al Aborto, Defensa de la vida, Conferencia Episcopal Argentina

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios