10 de abril de 2018 1:25 pm

Obispo declara profanada iglesia donde padre mató a su hijo de 2 años

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

El Obispo de Vélez (Colombia), Mons. Marco Antonio Merchán Ladino, declaró profanado el templo donde el domingo 8 de abril un padre asesinó a su hijo de dos años. El Prelado también decretó el cierre de la iglesia y anunció un acto de desagravio.

Ese día, Felipe Luengas, de 54 años, llegó con su hijo Jesús David hasta la iglesia Nuestra Señora del Rosario de Cite, ubicada en el municipio de Barbosa, departamento de Santander. Tras la Misa dialogó con el sacerdote, esperó a que la gente saliera del templo y degolló al pequeño con un cuchillo para luego intentar suicidarse.

Algunas versiones, señala el diario Vanguardia, indican que Luengas habría asesinado a su hijo para vengarse de la madre por haber terminado la relación de ambos. El presunto asesino se encuentra estable en una clínica de Barbosa.

En un decreto publicado el 9 de abril, el Obispo de Vélez expresó su profundo dolor por la muerte del pequeño, así como “por la ofensa inferida a Nuestro Señor Jesucristo Sacramentado”.

“Con este acto gravemente sacrílego se ha irrespetado el Santísimo Sacramento, se ha profanado este lugar sagrado y se ha lesionado y causado escándalo en la comunidad de los fieles”, señaló.

Asimismo, explicó, estos hechos “por su altísima gravedad impiden que se continúe ejerciendo el culto hasta que se realice un acto de reparación y desagravio”.

“Declaramos profanado el templo parroquial de Cite, Santander, por el repudiable hecho allí cometido y prohibimos la reserva del Santísimo Sacramento hasta tanto se realice el acto de desagravio prescrito por la Sagrada Liturgia”, prosigue.

El Obispo también ordenó que desde la tarde del domingo 8 hasta la tarde del jueves 12 de abril el templo permanezca cerrado y no se toquen las campanas de la iglesia.

Mons. Merchán anunció que el acto de desagravio se realizará el jueves 12 a las 5:00 p.m., al que invitó a los sacerdotes y fieles laicos.

También exhortó a los sacerdotes de su diócesis a celebrar las Misas de estos días “con esta intención especial de desagravio y a dedicar la Hora Santa de este jueves 12 de abril para orar impetrando el perdón”.

“De la misma manera se invita a los fieles a incrementar su oración y devoción al Santísimo Sacramento”, concluye el decreto episcopal.

Por su parte, el coronel Jaime Escobar indicó que la Policía Nacional repudia este “hecho lamentable” y señaló que “estamos adelantando todas las acciones investigativas con la Fiscalía General de la Nación, para establecer la realidad de los hechos”.

Etiquetas: Colombia, Iglesia, Misa, Sacrilegio, Profanación, Asesinato, acto de desagravio, Santander

Comentarios


FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Email App