28 de marzo de 2019 7:52 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 29 de marzo de 2019 4:26 pm

Arzobispo de Rabat: Esperamos al Papa Francisco en Marruecos como “servidor de esperanza”

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Papa Francisco / Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)
Papa Francisco / Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)

Mons. Cristóbal López es el actual Arzobispo de Rabat (Marruecos), que dentro de pocos días recibirá al Papa Francisco en el que será el quinto viaje a un país musulmán de su pontificado.

En una entrevista concedida a ACI Prensa, el Prelado explicó que las expectativas de este viaje histórico se centran especialmente en que “como comunidad cristiana esperamos que nos confirme en esta vivencia cristiana en esta tierra de islam, que refuerce nuestra esperanza, porque le esperamos como servidor de la esperanza y también que nos ayude a encender nuestro corazón en el amor”.

En relación con la visita de Estado que el Papa realizará al Reino de Marruecos, el Arzobispo de Rabat asegura que espera que “las buenas relaciones que ya existen entre el Vaticano y Marruecos se refuercen”.

Arzobispo de Rabat, Mons. Cristóbal López - Foto: Blanca Ruiz (ACI Prensa)

“Que el mensaje que el Papa está dando en relación con el diálogo interreligioso y el acercamiento entre cristianos y musulmanes para trabajar a favor de la paz y la fraternidad universal reciba un impulso fuerte, porque se encuentra con otro líder religioso y político muy importante como es el rey de Marruecos y ambos, juntos, de la mano pueden reforzar muchísimo este mensaje que el Papa no cesa de difundir allá donde va”, afirmó a ACI Prensa.

En ese sentido el Arzobispo de Rabat recuerda la visita del Papa San Juan Pablo II a Marruecos en el año 1985 y asegura que no sólo el país, “sino el mundo entero” ha cambiado sustancialmente desde entonces.

“Cuando hay quienes quieren levantar muros y fronteras y cavar fosos que separen los pueblos, este Papa quiere tender puentes y nuestra Iglesia está en ello. El mundo ha cambiado y es el momento de demostrar que las religiones no son un problema, sino que deben ser parte de la solución de los problema del mundo. Que vivir una fe no es motivo de que la persona se desapegue de los problema del mundo sino que se comprometa en la búsqueda de una solución. Es cuestión de tender puentes y de darse la mano todos los que tenemos una fe en el Dios único y verdadero para trabajar por hacer un mundo mejor”, aseguró a ACI Prensa.

Algo que el Prelado resume en “una llamada a construir la fraternidad universal”.

Además asegura que el gesto del Papa al visitar Marruecos es especialmente relevante “porque no ha ido a España, a Argentina, a Francia en visita oficial. Pero sí ha ido a Armenia, a Albania… que son países periféricos política y religiosamente hablando. Esto nos llama a ser una Iglesia en salida. Y el Papa no solo lo dice sino que lo hace. Ver al Papa junto al rey de Marruecos, caminando juntos como líderes que quieren construir la paz, es el gran signo que espero”.

Regalos para el Papa

Mons. López preciso durante la entrevista a ACI Prensa que la Iglesia en Marruecos regalará al Papa Francisco durante la Misa final una escultura de metal de Jesús con la cruz a cuestas “hecha por un escultor marroquí”, además de un árbol de argán.

“Un grupo de jóvenes han preparado un árbol vivo, que entregarán al Papa, no sé si se plantara en el Vaticano o si agarrarán las raíces, porque es un árbol que existe solo en Marruecos. Es el ‘arganier’[árbol de argán, en francés] de la amistad, como el olivo, pero típico de aquí porque es exclusivo del país”, precisa.

La minoría cristiana en Marruecos

La comunidad cristiana en Marruecos es “viva, vibrante y gozosa”, y aunque Mons. López asegura que es “insignificante” en el número, porque no superan los 30 mil entre los 37 millones de habitantes que tiene el país, es una comunidad “significativa” porque “tenemos el mensaje del Evangelio que llevamos en vasijas de barro y que proponemos con nuestra vida y con nuestro testimonio”.

En relación con los católicos, la gran mayoría son estudiantes universitarios subsaharianos becados por el Gobierno de Marruecos para poder estudiar en las universidades del país.

“Por eso somos una Iglesia muy cambiante, porque de los 30 mil que somos, cada año van y vienen unos seis mil estudiantes… Además en nuestras comunidades hay cristianos de más de 100 nacionalidades. Sólo entre los religiosos y sacerdotes presentes en el país juntamos 40 nacionalidades. Así que en ese sentido somos muy católicos, muy universales”, aseguró el Arzobispo.

“De hecho aquí todos somos todos migrantes porque todos los católicos somos extranjeros, porque no son solo migrantes quienes atraviesan el país con la esperanza de llegar Europa, sino que lo somos todos los que dejamos un país para ir a otro”, aseguró a ACI Prensa.

Además, precisó que son una comunidad tremendamente ecuménica, ya que se trabaja codo con codo con “protestantes, ortodoxos y anglicanos”.

Este ecumenismo estará presente en el viaje del Papa porque en el rezo del Ángelus del domingo 31 de marzo estarán los representantes anglicanos, ortodoxos y evangélicos en Marruecos.

En ese sentido, Mons. López destacó la importancia del Instituto Ecuménico de Teología Al Mowafaqa, “que compartimos con los protestantes y que es algo único en el mundo, donde se puede estudiar la teología cristiana y obtener la licencia en estudios eclesiásticos”. Indicó que “pertenece el 50% a la Iglesia Católica y el otro 50% a la Iglesia protestante. De hecho, yo soy copresidente junto con la pastora protestante”.

Afirma que en este instituto estudian tanto laicos como religiosos, jóvenes y adultos, mujeres y hombres, con “profesores cristianos, católicos y protestantes, pero también musulmanes para que los alumnos comprendan las fuentes del islam. Es algo muy interesante”.

Personas migrantes

Otro de los encuentros que mantendrá el Papa Francisco será con personas migrantes en Cáritas diocesana de Rabat. De hecho, Mons. López precisa que la Iglesia en Marruecos es “samaritana” porque “acogemos al que está en necesidad, sobre todo en el campo de las personas migrantes y los marroquíes que están en necesidad y lo hacemos sin preguntar, sin pedirles explicaciones. Vemos un herido y lo atendemos, si alguien tiene hambre y podemos, le damos de comer. Salimos al encuentro del ser humano que está en situación de desesperación o de necesidad extrema”.

En ese sentido Mons. López recuerda la visita que realizará el Papa Francisco al Centro Rural Servicios Sociales de Témara.

“Es una obra maravillosa, donde todo lo que se hace es a favor de la gente pobre marroquí, concretamente de enfermos de quemaduras, que son muchos, porque es un dispensario especializado en la curación de grandes quemados. Además tienen una guardería, un centro de promoción de la mujer… Es asombroso cómo trabajan las tres religiosas que lo lleva, en medio de un ambiente totalmente rural y a favor de tantas personas necesitadas”, subraya.

También destaca el trabajo que realiza Cáritas Rabat junto con la delegación de migraciones de la Diócesis de Tánger, que atienden a los hijos de los migrantes y que deben ir a la escuela.

Mons. López conoce bien la realidad educativa, ya que desde 2003 hasta 2010 fue director del colegio Don Bosco de Kénitra (Marruecos), y por eso subraya la importancia de la atención a los niños que no saben francés ni árabe y para los que la Iglesia a través de Cáritas “hace de mediadores con las familias y las escuelas para que puedan entrar en ellas”.

Además recordó un proyecto por el que se pueden operar de diversas cardiopatías a niños que de otra manera estarían abocados a la muerte, y que es posible gracias a la Iglesia Católica.

“Ya se han operado más de 50 y de otra manera hubieran muerto. Se opera a los niños marroquíes y musulmanes que lo necesitan gracias a la ayuda de la Iglesia Católica. Pero esto no lo hacemos por actuar socialmente, sino porque queremos ser testigos del amor de Dios a este pueblo que nos acoge, y lo hacemos sin mirar a quién y con todo el cariño de nuestro ser cristiano, que es la esencia de nuestra fe”.

Etiquetas: Papa Francisco, minoría católica, Marruecos, El Papa Francisco en Marruecos

Comentarios