9 de abril de 2019 3:19 pm

Obispo ante elecciones en España: Ningún programa político agota exigencias del Evangelio

Redacción ACI Prensa

Foto referecial. Foto: Flickr Amaia Gómez Pastor.
Foto referecial. Foto: Flickr Amaia Gómez Pastor.

Ante las elecciones generales que tendrán lugar en España el próximo 28 de abril, el Secretario General de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Mons. Luis Argüello, destacó los principales puntos para tener en cuenta al momento de votar y recordó que “ningún programa político agota las exigencias del Evangelio”.

El también portavoz de la CEE abordó este tema en un artículo publicado en la Revista Ecclesia.

Un voto libre y responsable ha de tener como punto de partida el conocimiento suficiente de los partidos en liza, su inspiración ideológica con los programas que la interpretan y la credibilidad de las personas que han de traducirlas a medidas de gobierno”, aseguró el portavoz de la CEE.

En ese sentido afirmó que “un elector cristiano, en su juicio, ha de tener en cuenta la luz de la fe, la enseñanza de la Iglesia y los imperativos éticos que de ellas dimanan”.

Mons. Argüello animó a “un discernimiento de las opciones electorales aun sabiendo que ningún programa político agota las exigencias del Evangelio; tampoco puede esperarse de la política la salvación ni de ningún programa de gobierno el establecimiento pleno de la justicia y el bien”.

“El elector católico procurará inclinarse por aquel que, a su juicio, conduzca con mayor eficacia hacia el bien común de la sociedad aceptando que la misma fe cristiana puede conducir a compromisos políticos diferentes”, señaló, y afirmó que “muchas veces no habrá otra salida que la del bien posible, la del mal menor o la opción menos oscura, actitud siempre preferible a la de la indiferencia”.

Por eso, ante las próximas elecciones el portavoz de la CEE recordó que la situación actual requiere “un compromiso ético y de acción ciudadana que, más allá del importante y necesario derecho y deber del voto que ahora ejercemos, extienda su acción en ambientes e instituciones a lo largo de toda nuestra vida social” y por eso subrayó “algunos asuntos de especial relevancia”.

Entre estos asuntos, especialmente importantes a la hora de elegir a quién votar, está “la dignidad sagrada de la vida humana desde su inicio a su fin natural”; por eso afirmó que “la vida ha de ser protegida activamente y, en todo caso, promover el derecho-deber de la objeción de conciencia a los actos que quieran destruirla”.

Ante la “grave crisis demográfica”, Mons. Argüello también afirmó como “imprescindible” un apoyo claro y decidido “a la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer abierto a la vida”.

En ese sentido, el portavoz de los obispos españoles también destacó que “es muy importante una comprensión antropológica respetuosa del significado esponsal de la diferencia sexual y su vínculo con la transmisión de la vida que impregne la educación y la acción social”.

“La importancia de la conciencia, la libertad responsable y de las actitudes necesarias para la convivencia” que reclaman “un gran esfuerzo en la calidad de la enseñanza”, y por eso insiste en que “ha de garantizarse el derecho de los padres a escoger el modelo de educación integral que desean para sus hijos”.

La “incipiente salida de la crisis económica”, que ha afectado durante años a España, se ha saldado “con una extendida situación de precariedad laboral” que dificultan la organización de la vida personal y familiar. Por eso Mons. Argüello reclama “buscar juntos un nuevo pacto social’” y abordar “la reforma del Estado del bienestar”.

Entre los puntos de especial relevancia, el Prelado además destacó la acogida a los inmigrantes, porque “además de ser una llamada al reconocimiento de la dignidad humana y de la fraternidad universal”, también recuerdan “las obligaciones de nuestra nación con sus pueblos de procedencia, pues la solidaridad internacional es una exigencia del orden moral”; y animó a “abordar “las causas del problema migratorio”.

En relación con los problemas surgidos en la “organización territorial del Estado” que se han dado especialmente en Cataluña, Mons. Argüello afirmó favorecer “una cultura del encuentro”.

“Tanto en el campo de la identidad nacional como en el de la identidad personal, el llamado “derecho a decidir” no es moralmente legítimo en sí mismo, pues supondría la absolutización de la voluntad de poder desvinculada de la moralidad del contenido de la decisión y del marco institucional donde se toman las decisiones”, aseguró el Prelado y subrayó que de ese modo “se entronizan los sentimientos y se reclaman como derechos”.

El portavoz de los obispos españoles aseguró que “el factor religioso” es integrante de los bienes de una sociedad, por lo que recordó “que los poderes públicos, desde una laicidad abierta y positiva” deben favorecer “la vida y la expresión religiosa de los ciudadanos no sólo en el ámbito privado sino en su acción pública hacia el bien común”.

También subrayó que “las obligaciones cívicas de los ciudadanos no se extinguen con el ejercicio del voto en unas elecciones”, y pidió al Señor “que nos ilumine y a la Inmaculada Concepción y a Santiago apóstol que intercedan por nosotros para que nuestro voto sea responsable y libre y las elecciones que se anuncian contribuyan a la paz y al bien común de nuestro pueblo”.

Etiquetas: Iglesia en España, Elecciones, Elecciones en España, votación

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios