23 de julio de 2022 - 8:15 PM

Obispo alienta la oración de petición porque “Dios siempre nos escucha”

POR NICOLÁS DE CÁRDENAS | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay
Imagen referencial. Crédito: Pixabay

El Obispo de Córdoba (España), Mons. Demetrio Fernández, alentó en su carta semanal a realizar oraciones de petición, pues, aseguró, “Dios siempre nos escucha”.

Mons. Fernández expone que, en nuestra oración de petición, suceden generalmente dos situaciones: o nos falta confianza en Dios o sentimos que “pedimos y pedimos y no nos conceden lo que pedimos”. 

A este respecto, señala que “en nuestra mentalidad automática, echar la moneda y que no salga el producto, nos lleva a la conclusión de que la máquina no funciona. O Dios no funciona”. 

Sin embargo, alienta el Obispo, “la oración de petición es siempre eficaz. Dios siempre nos escucha”. Otra cosa es el momento de la respuesta, que puede demorarse “porque quiere ensanchar nuestro deseo”, “disponer nuestra voluntad” mejor al don que se va a recibir. 

También es posible que “aquello que pedimos no se nos concede, porque nos conviene”.

¿Qué significa pedir a Dios? 

El Obispo de Córdoba se detiene a explicar tres significados de la oración de petición.

El primero es que pedir significa saberse necesitado porque “cuando uno va sobrado por la vida, no pide. La oración de petición nos pone en humildad”. Esta toma de conciencia de pequeñez ante Dios providente “es uno de los frutos infalibles de toda petición. Aunque sólo fuera por eso, hemos de pedir continuamente”, explica el Prelado. 

En segundo lugar, Mons. Fernández explica que “pedir alimenta en nosotros la confianza en Dios”. La invitación evangélica “pedid y se os dará” es porque Jesús “quiere que confiemos cada vez más en Dios”.

“Él nos encomienda una misión y nos promete su gracia. Es necesario por tanto acudir continuamente a su ayuda”, insiste el Obispo. 

El tercer significado que glosa el Prelado está relacionado con la constancia: “Pedir significa insistir”, señala antes de advertir que en esa perseverancia “se nos puede ir la vida entera”.

La razón de la insistencia “no es porque Dios sea tacaño o dispense sus dones a cuentagotas”, sino porque “la insistencia y la perseverancia por nuestra parte nos van disponiendo a recibir lo que Dios quiere conceder”. 

Etiquetas: Mons. Demetrio Fernández, Oración de petición

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios