Mons. José Ignacio Munilla, Obispo de Orihuela-Alicante (España), publicó este 31 de agosto una imagen en la que se lee la frase “Un inocente abortado, otro Cristo Crucificado”.

La publicación la hace el Prelado español en el día en que la Iglesia Católica celebra la fiesta de San Ramón Nonato, patrono de las embarazadas, parturientas y recién nacidos.

El apelativo “Nonato” proviene del latín “nonnatus” (no nacido), que le fue dado por nacer por cesárea cuando su madre ya había fallecido.

La imagen publicada por el Obispo Munilla va acompañada de una cita del Papa Francisco que dice “cada niño injustamente condenado a ser abortado tiene el rostro de Jesucristo”.

En más de una ocasión el Papa Francisco se ha referido al aborto como un crimen en el que se busca a un “sicario” para acabar con un “problema”.

Más en Mundo

En una entrevista concedida a la agencia Reuters en julio, el Papa se refirió al tema del aborto, luego de la histórica decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, del 24 de junio de 2022, que revirtió el fallo Roe vs. Wade que legalizó esta práctica en 1973.

En la entrevista, el Papa Francisco cuestionó “¿es lícito, es correcto quitar una vida humana para resolver un problema?” porque “es una vida humana, eso es la ciencia”.

Luego, el Papa preguntó si acaso “¿es correcto acabar con una vida humana para resolver un problema?, es más, ¿es correcto contratar a un sicario para resolver un problema?".