6 de noviembre de 2019 3:12 pm

Nuevo plan de Cáritas contra epidemia de ébola en Rep. Dem. del Congo

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Flickr European Commission
Imagen referencial. Crédito: Flickr European Commission

La red Cáritas en la República Democrática del Congo (RDC) comenzó el pasado 31 de octubre a ejecutar un nuevo plan de respuesta a la emergencia causada por la epidemia de ébola en la zona oriental del país y que, desde su declaración oficial, el pasado 1 de agosto ya ha provocado 2.182 muertes.

Según datos aportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a fecha de 29 de octubre, a esa cifra de fallecidos hay que añadir que hay 3.268 personas afectadas, de ellos, 3.151 son casos confirmados, 117 probables y 1.048 curados y otros 475 casos sospechosos bajo investigación.

Según informan desde Cáritas, tras esta última evaluación la OMS ha decidido mantener a la epidemia de ébola en curso en la RDC como una emergencia global de salud. Esta es la décima epidemia del virus en suelo congoleño desde 1976 y la segunda más mortífera de la historia, después de la que asoló África Occidental entre 2013 y 2015.

La publicación de estos datos coincide con la puesta en marcha por parte de la Cáritas Congoleña, con el apoyo de toda la red internacional de Cáritas, de un nuevo plan de respuesta a la emergencia con un presupuesto total de 424 mil euros y del que ya ha sido cubierto por las Cáritas donantes en un 85%.

Cáritas Española ha aportado a este llamamiento una partida de 131.216,49 euros procedentes de las donaciones privadas canalizadas a esta emergencia en nuestro país a través de la campaña Cáritas con la emergencia de ébola en República democrática del Congo. 

Este proyecto, que tendrá una duración de cuatro meses, cubrirá las diócesis de Goma, Bunia, Wamba, Bukavu y Kisangani, en las regiones de Uvira, Kivu del Norte y Kivu del Sur.

Al igual que en las etapas anteriores desarrolladas por la red Cáritas en esta zona para responder a la emergencia, las actividades del nuevo proyecto se centrarán, principalmente, en el lanzamiento de campañas de información, algo que consideran “fundamental en el éxito de la lucha contra la epidemia” para las comunidades afectadas o amenazadas por la epidemia sobre las características de esta enfermedad, la idoneidad de las medidas de prevención y profilaxis recomendadas por las autoridades sanitarias, y las actitudes y prácticas apropiadas para detener su propagación.

Según subrayan, estas medidas de comunicación son esenciales para contener la epidemia, evitar que se extienda a nuevas zonas y vencerla, ya que requieren una participación muy activa por todas las personas al tratarse de medidas altamente invasivas como el aislamiento de los casos sospechosos, evitación del contacto, gestión diferente de los ritos funerarios, lavado de manos, etc..

Además, el epicentro de esta epidemia está en una zona de conflicto, lo que dificulta la aplicación de las medidas por la movilidad de la población.

También precisan que la red Cáritas, como parte de la Iglesia católica del país, cuenta con la ventaja de disponer en el terreno de una amplia red de líderes comunitarios y voluntarios, que permiten desarrollar esta intensa labor tanto informativa como formativa en las comunidades más expuesta al impacto de la epidemia y monitorear su evolución en cada Diócesis.

Además del intenso programa de acciones de divulgación informativa, de sensibilización de la población local y de capacitación de líderes, el proyecto contempla la distribución a las comunidades y centros escolares de productos de saneamiento (cloro, jabón, kits de lavado de manos, termómetros, etc.) y otros equipos necesarios para garantizar la prevención del virus. Entre otras medidas, se prevé la distribución de 840 kits de lavado de manos en 140 escuelas.

Con este nuevo plan, Cáritas pretende llegar a unas 1.725.000 personas, es decir, 287.500 hogares y comunidades en las regiones de los dos Kivu e Ituri a través de acciones divulgativas específicas sobre el ébola.

También se prevé llegar a 360 mil personas a través de actividades de comunicación interpersonal y grupal dirigidas por trabajadores comunitarios de base y grupos juveniles, que se movilizarán para enviar mensajes a través de obras de teatro y actuaciones musicales, entre otras actuaciones adaptadas a cada comunidad.

Este proyecto también cuenta con la colaboración de 140 periodistas que serán movilizados dentro de este proyecto para difundir mensajes de prevención sobre la epidemia a través de un ciclo semanal de programas de entrevistas en 14 estaciones de radio en seis idiomas.

La respuesta de la red Cáritas a esta crisis, como en todas las epidemias, se lleva a cabo de manera coordinada con el Ministerio de Salud congoleño y la OMS a través de un comité de seguimiento que se reúne todos los días para evaluar la situación, identificar desafíos y establecer nuevas estrategias de respuesta al ébola.

Esta misma coordinación se mantiene en el terreno con todas las agencia del sistema de Naciones Unidas presentes en la zona y con otras redes de organizaciones voluntarias.

Además, en todas las provincias afectadas por la epidemia y en los centros de riesgo, especialmente en Beni, Butembo, Goma, Bunia, Mambasa, Kisangani e Isiro, las Caritas diocesanas participan en las reuniones de los grupos de coordinación humanitaria que siguen la evolución de la epidemia en cada zona.

El ministro de Salud congoleño y sus homólogos de los nueve países vecinos de la República Democrática del Congo analizaron el 21 de octubre de 2019 en Goma la posibilidad, según indican fuentes oficiales, de "desarrollar un marco para la colaboración transfronteriza para una respuesta al ébola a la epidemia". Este mecanismo tendría como objetivo "garantizar el intercambio oportuno de información crítica para una respuesta y control rápidos de esta epidemia", así como "fortalecer la vigilancia sanitaria transfronteriza".

De los países de la región, sólo Uganda ha registrado cuatro casos de ébola en su territorio, a pesar de que miles de personas cruzan a diario la frontera entre la República Democrática del Congo y sus nueve vecinos.

La situación de seguridad en la región sigue siendo preocupante y volátil, con ataques esporádicos y repetidos de grupos armados contra la población civil y las fuerzas de seguridad, es decir, el Ejército nacional y la Policía. Estos brotes de violencia interrumpen regularmente muchas de las actividades de respuesta humanitaria a la emergencia.

Etiquetas: Cáritas, Cáritas España, Ébola, República Democrática del Congo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios