17 de noviembre de 2016 7:14 am

Nuevo Cardenal Carlos Osoro: Una vocación tardía de la mano de la Virgen

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Mons. Carlos Osoro. Foto: AVAN.
Mons. Carlos Osoro. Foto: AVAN.

El Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro, será creado Cardenal por el Papa Francisco en el consistorio del 19 de noviembre, en la víspera de la clausura del Año Santo de la Misericordia. En su testimonio, el nuevo Cardenal asegura que “mi vida ha estado vinculada muy fuertemente a la Virgen”.

Para Mons. Osoro, la noticia de su creación como Cardenal fue algo que “ni imaginaba”, y dijo a la prensa local que su labor consistirá en “un servicio directo al Santo Padre” y “fidelidad absoluta hasta dar la vida por él si hace falta”.

Descubrir la vocación al sacerdocio

El nuevo Cardenal tiene 71 años, nació en el pueblo de Castañeda, en Cantabria (España), el 16 de mayo de 1945. Estudió Magisterio, Pedagogía y Matemáticas y ejerció la docencia hasta que decidió responder a una llamada que sentía desde hace tiempo.

“Recuerdo que para mí fue fundamental el primer día que daba clase, vi a aquellos chicos que tenía delante, que me habían escuchado. Y yo tenía en lo más profundo de mí, querer entregar mi vida para dar algo más que saberes, para entregar la verdadera sabiduría que es Cristo. Ahí experimenté que el Señor me seguía llamando”, relató Mons. Osoro en una entrevista concedida a ACI Prensa en Madrid.

“Al terminar la clase esa mañana marché a ver a mi director espiritual, que era un jesuita, para decirle lo que había sentido. Él me animó a terminar el curso y mientras ir pensando y discerniendo. Y así sucedió. Vi que el Señor me llamaba a entregar mi vida”.

Según afirmó el nuevo Cardenal, su aspiración al entrar en el Seminario para vocaciones tardías Colegio Mayor El Salvador de Salamanca (España) era ser “cura de pueblo, sacerdote rural”, pero precisa que “la vida me ha llevado por otros caminos, pero siempre agradecido a Dios porque me ha dado la posibilidad de entregar su amor y si no lo he dado es porque yo no me he abierto, porque ha sido culpa mía”.

De la mano de la Virgen

En declaraciones al semanario Alfa y Omega, los hermanos de Mons. Osoro, Fernando y José Manuel, explicaron que cada miembro de la familia vivió de manera distinta la noticia de su entrada al seminario: “nuestros padres intentando apoyar, comprender, respetar y actuar ante esta decisión; nosotros, como convidados ante algo que probablemente en ese momento no comprendíamos en su totalidad”.

Mons. Osoro se ordenó sacerdote el 29 de julio de 1973 en la diócesis de Santander. Un día que cambió su vida para siempre y que recuerda con especial cariño, pues “fue un día feliz, vivían mis padres y estaba toda mi familia, también mis tíos. Fue un día grande por lo que el Señor me había dado”.

El Arzobispo de Madrid recuerda que al día siguiente de su ordenación celebró su primera Misa y “marché a agradecérselo a la Virgen a Lourdes y Covadonga, y mi patrona de la Bienaparecida en Santander porque mi vida ha estado vinculada muy fuertemente a la Virgen y siempre me he creído y me creo profundamente aquello que dijo Jesús ‘Ahí tienes a tu madre’”.

“Estoy convencido que Ella me ha llevado de la mano a través de mi vida y me ha hecho ver lo que sucedió en las bodas de Caná, ‘no tienen vino’. Ella me ha hecho ver las necesidades de los demás”.

El Arzobispo de Madrid indicó que “cuando a veces he dejado de la mano a la Virgen, he pasado de largo de esas necesidades, pero cuando he estado con ella me ha hecho fijarme en los demás con una profundidad especial”.

Trabajó en parroquias y en la docencia y desempeñó numerosos cargos en la diócesis de Santander entre ellos el de canónigo de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Santander hasta que en 1977 fue nombrado rector del Seminario de Monte Corbán (Santander) en donde estuvo hasta 1997, cuando fue nombrado Obispo de Orense por el Papa San Juan Pablo II.

“Don Carlos, el peregrino”

En enero de 2002 fue designado Obispo de Oviedo y siete años más tarde, en enero de 2009, el Papa Benedicto XVI lo nombró Arzobispo de Valencia, donde permaneció hasta su nombramiento como Arzobispo de Madrid en 2014. En ocasiones el Papa Francisco ha bromeado llamándole “Don Carlos, el peregrino”.

En junio de 2016, el Papa Francisco erigió un Ordinariato para los fieles católicos orientales residentes en España para que pudieran tener una adecuada atención religiosa y pastoral, y puso a Mons. Osoro al frente de este ordinariato.

En la Conferencia Episcopal Española ha sido presidente de la Comisión Episcopal del Clero de 1999 a 2002 y de 2003 a 2005, presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar hasta marzo de 2014 y miembro del Comité ejecutivo entre 2005 y 2011. Desde marzo de 2014 es vicepresidente de la CEE, sucediendo en el cargo al Cardenal Ricardo Blázquez, que es el actual presidente.

En el Colegio Cardenalicio hay ocho cardenales españoles, pero tan solo cuatro de ellos serían electores en un eventual cónclave por tener menos de 80 años. Estos son el Cardenal Lluìs Martínez Sistach, Arzobispo emérito de Barcelona, de 79 años; el Cardenal Ricardo Blázquez, Arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, de 74 años;el Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, de 71 años; y el nuevo Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, de 71 años.

También te puede interesar:

Etiquetas: Virgen María, Cardenales, Mons. Carlos Osoro, Año de la Misericordia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios