Escoger un nombre bíblico es un buen recurso para acercar a los niños a la fe. Muchos de estos nombres tienen significados que los relacionan con aspectos relevantes de la fe cristiana.

Estos son algunos de ellos:

Gabriel

El nombre “Gabriel” es de origen hebreo y significa “fortaleza de Dios”. Es mencionado en el Nuevo Testamento como el Ángel de Dios encargado de anunciar a la Santísima Virgen María que daría a luz al Hijo de Dios.

Daniel

Significa “Dios es mi juez”. Fue uno de los más importantes profetas del Antiguo Testamento y es recordado por haber sido encerrado en un pozo con leones y haber salido con vida gracias a la ayuda de Dios.

Más en Mundo

Emmanuel

Su nombre quiere decir “Dios está con nosotros”. El profeta Isaías menciona que este sería el nombre del Salvador (Isaías 7, 14).

Abigaíl

Es un nombre femenino de origen hebreo que se traduce como “alegría del padre”. En el capítulo 25 del primer libro de Samuel se relata que Abigaíl tuvo un hijo con el Rey David.

Belén

Significa “casa del pan” y es el lugar de nacimiento de Jesús, el Pan Vivo bajado del Cielo, tal y como fue profetizado en el libro de Miqueas (Miqueas 5, 2).

(El artículo continúa después)

Dámaris

Dámaris es un personaje del Nuevo Testamento cuyo nombre significa “mansa” o “ternera”. En el libro de los Hechos de los Apóstoles, Dámaris es contada entre las mujeres que se convirtieron al cristianismo por la predicación de San Pablo.

Génesis

Génesis es un nombre femenino y además es el primer libro de la Biblia. Para los hebreos este libro se llama Bereshit, que quiere decir “en el principio”.

  • Tags: