4 de abril de 2018 12:18 pm

No recibas la Eucaristía si tu estilo de vida contradice el Evangelio, advierte Obispo

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial - Foto: Flickr Saint Joseph (CC-BY-NC-ND-2.0)
Imagen referencial - Foto: Flickr Saint Joseph (CC-BY-NC-ND-2.0)

El Obispo de Shrewsbury (Reino Unido), Mons. Mark Davies, recordó a los fieles que no pueden acercarse a recibir la Comunión si llevan un estilo de vida que contradice las enseñanzas del Evangelio.

En una carta pastoral que será publicada el próximo fin de semana, el Prelado advierte que "nunca podemos acercarnos a la Sagrada Comunión casualmente, y menos aún si no hemos confesado y nos hemos arrepentido de cualquier pecado mortal o de un estilo de vida en contradicción con nuestra vocación cristiana".

Según informó The Catholic Herald, Mons. Davies señala que por tanto este estilo de vida debe ser confesado y arrepentido antes de recibir la Eucaristía.

“El apóstol Pablo instó a los primeros cristianos a examinarse cuidadosamente antes de recibir la Sagrada Comunión, porque cualquiera que lo hiciera en un estado indigno sería, dijo, ‘culpable de profanar el cuerpo y la sangre del Señor’”, añadió.

El Obispo de Shrewsbury recuerda en su carta que recibir la Eucaristía es “la llamada más radical a la santidad” que cualquier persona puede enfrentar. Además restaura la fortaleza de los fieles, rompe los vínculos desordenados, separa del pecado y ayuda al fiel a enraizar su vida en Cristo.

"La Iglesia nos llama a frecuentar la Sagrada Comunión, preparados por el Sacramento de la Penitencia y la Reconciliación para que podamos ser santos, podamos llegar a ser santos. El Concilio Vaticano II nos instó a ‘frecuentar’ estos dos sacramentos con entusiasmo y devoción como el camino hacia la santidad”, afirma en su texto.

Por ello, en su carta, Mons. Davies invitó a los católicos a preguntarse “cómo buscamos recibir al Señor con la más profunda reverencia y amor, y cómo pasamos los preciosos momentos después de recibir la Sagrada Comunión”.

Etiquetas: Eucaristía, Reino Unido, Comunión

Comentarios