La Capilla Sagrado Corazón de María, en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), se convirtió en escenario para una muestra que recorre la vida del “ciberapóstol de la Eucaristía”, el Beato Carlo Acutis.
 
La exposición titulada “El Secreto de Carlo Acutis” es obra de dos jóvenes bolivianas llamadas Margoth y Micaela.
 
Su intención inicial era promover los milagros eucarísticos que el beato italiano había estudiado durante su vida.
 

Más en América

Sin embargo, y por sugerencia del P. Guillermo Gándara, encargado de la capilla donde está exhibida la muestra, cambiaron el enfoque de la muestra para dar a conocer la vida de Acutis como ejemplo para los jóvenes de hoy.
 
Inspirada en el libro “El secreto de mi hijo”, escrito por la mamá de Carlo, Antonia Salzano, la exposición recorre la historia de vida del beato de manera cronológica.
 
Junto con sus datos biográficos, recoge anécdotas de su paso por la tierra, frases del beato, y objetos que aluden a su vida cotidiana, como un par de zapatillas y una cámara fotográfica.
 

Suscríbete a ACI Prensa

Recibe nuestras noticias más importantes por email

Los visitantes que lo deseen, pueden dejar un mensaje sobre lo que más les llamó la atención de la muestra y sus testimonios serán enviados a la mamá de Carlo.
 
Carlo Acutis fue un adolescente italiano de 15 años que falleció a causa de la leucemia en octubre de 2006. Fue un enamorado de la Eucaristía y ofreció sus dolores por Cristo, el Papa y la Iglesia.
 
La devoción le motivó a usar sus conocimientos tecnológicos en crear exposiciones virtuales sobre los Milagros Eucarísticos; las Apariciones de la Virgen María; acerca del Infierno, Purgatorio y Paraíso; y sobre los Ángeles y Demonios.
 
En diálogo con ACI Prensa, la responsable de la muestra, Margoth Nicasio, de Santa Cruz de la Sierra, explicó que conoció la vida de Carlo Acutis cuando aún era Siervo de Dios. “Para mí el ejemplo de Carlo fue responder a mis realidades bautismales más próximas”, afirmó.
 
“Para mí es un amigo en el Cielo, lo siento así. Una amistad, alguien que se preocupa por tus cosas”, añadió.
 
El director espiritual de la joven, que conocía de su cercanía con el beato, le consiguió un ejemplar del libro escrito por la señora Salzano. De ahí tomó información “leyendo todo, tomando apuntes”, para ir armando la muestra.
 
“En el centro de la exposición quise poner los milagros eucarísticos porque la Eucaristía fue el centro de la vida de
Carlo”, explicó, e indicó que los recursos económicos para instalar la muestra se consiguieron a través de donaciones.
 
Desde su puesta, el 22 de febrero, ha sido visitada por innumerables personas, en especial niños y jóvenes interesados por el testimonio de santidad de Carlo Acutis. “Después de la inauguración, veía cómo la gente lloraba.
 
Muchos decían que se habían dado cuenta que ellos también estaban llamados a ser santos”, relató Margoth.
 
“Ver sus lágrimas fue como ver la gracia de Dios de una forma tangible”, reconoció. “Hay un antes y un después en mi vida personal después de montar esta exposición”, aseguró a ACI Prensa.
 
Margoth expresó que “cuando uno trata a los santos como sus amigos, puede tener una relación más cercana a ese querer parecerse a Cristo, y así me siento yo con Carlo”.
 
La muestra estará disponible hasta el 2 de abril, de martes a viernes de 15:00 a 19:00 horas, y los sábados y domingos de 09:00 a 12:00 y de 15:00 a 19:00 horas.
 
Durante el tiempo que se encuentra montada la exposición, en la capilla hay tres jornadas de confesiones a la semana y dos de Adoración Eucarística, ambas prácticas a las que Carlo era muy cercano.
 
Además, se presentan conferencias sobre algún aspecto importante sobre la vida de Carlo, con títulos como: “La Eucaristía es mi autopista al cielo”, “Estar unido a Jesús es mi proyecto de vida”, “Los pobres, los más débiles mis mejores amigos”.
 
Otras de las conferencias fueron: “María es la única mujer en mi vida”, “Mi corazón inmaculado triunfará”, y "Todos nacemos originales, pero muchos mueren como fotocopias”, a cargo del Arzobispo Emérito de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti.
 
También recibió la visita del Obispo Auxiliar Emérito, Mons. Braulio Sáez. Se espera que en los próximos meses la exposición se traslade a Cochabamba y La Paz por medio de algunas instituciones educativas.