5 de febrero de 2020 - 11:47 AM

Muerte de seminarista muestra la creciente inseguridad que hay en Nigeria, señala ACN

Redacción ACI Prensa

Seminarista Michael Nnadi. Foto cortesía
Seminarista Michael Nnadi. Foto cortesía

La Fundación Pontificia Internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) dio sus condolencias por la muerte del seminarista Michael Nnadi, que había estado secuestrado en Nigeria, y señaló que este hecho muestra la falta de seguridad que hay en el país africano.

El seminarista Michael Nnadi tenía 18 años. Fue secuestrado del Seminario Good Shepherd en Kaduna, en el norte de Nigeria, el pasado 8 de enero. Con él fueron raptados los también seminaristas Pius Kanwai (19) Peter Umenukor (23) y Stephen Amos (23).

Uno de los seminaristas fue liberado el 19 de enero y otros dos quedaron libres el viernes 31. Lamentablemente, el cuerpo sin vida de Michael Nandi fue encontrado en una carretera el sábado 1 de febrero.

Según medios locales, junto al seminarista también fue asesinada la esposa de un médico, que había sido secuestrada por hombres armados el 24 de enero con sus dos hijos.

El presidente ejecutivo de ACN, Thomas Heine-Geldern, señaló que está “apesadumbrado por semejante despliegue de maldad. La noticia del brutal asesinato de este joven inocente me aflige profundamente”.

Heine-Geldern resaltó que la comunidad católica local muestra “una fe admirable y una gran confianza en Dios”. Dijo que la misión de ACN actualmente es “acompañar y orar por la Iglesia de Nigeria en el Vía Crucis que está sufriendo”.

Heine-Geldern indicó que la comunidad internacional debe despertar frente al gran desafío que enfrenta el pueblo nigeriano. “El nivel de inseguridad es comparable al que tenía el país durante la guerra civil. Es inaudito. Nigeria es una nación multirreligiosa y multiétnica. La seguridad debe estar garantizada para todos”, afirmó.

Uno de los educadores del seminario de Kaduna comentó a ACN que Michael era huérfano y creció con su abuela. “Era un seminarista joven y talentoso”, afirmó.

“Parece que su único crimen fue el deseo de servir a Dios. Las fuerzas de seguridad y el Gobierno no han sabido protegerlo. Descansa en paz, Michael”, agregó.

ACN señaló que los secuestros se han convertido en un arma común de delincuentes y terroristas en el estado de Kaduna. “Según el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), una organización independiente y no partidista de Estados Unidos, 114 personas han sido secuestradas en este estado solo en enero de 2020”, alertaron.

“Kaduna encabeza la lista de secuestros en Nigeria”, concluyeron.

Nigeria también sufre la violencia de Boko Haram, grupo terrorista musulmán que actúa en el norte del país y que ha extendido su accionar a Camerún, Níger y el Chad. Además, en 2015 expresó su adhesión al Estado Islámico.

Etiquetas: Nigeria, Ayuda a la Iglesia Necesitada, Iglesia en Nigeria, ACN, Seminarista

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios