11 de noviembre de 2020 - 11:10 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 13 de noviembre de 2020 2:46 am

Mosul reconstruye su patrimonio y la convivencia tras la destrucción del Estado Islámico

Redacción ACI Prensa

Ruinas de Mosul. Foto: Flickr EU Civil Protection and Humanitarian Aid Operation (CC BY-NC-ND 2.0)
Ruinas de Mosul. Foto: Flickr EU Civil Protection and Humanitarian Aid Operation (CC BY-NC-ND 2.0)

La iglesia dominica de Nuestra Señora de la Hora es una de las más emblemáticas para la comunidad cristiana de Mosul, en el norte de Irak.

El templo, cuyo nombre oficial en árabe es al-Saa’a, se encuentra en la ciudad vieja de Mosul, un barrio histórico caracterizado por sus tradicionales buenas relaciones entre culturas y religiones: cristianos, yazidíes y musulmanes suníes y chiíes; árabes, caldeos y kurdos. Un diálogo en cuya construcción se destacador los frailes dominicos.

Sin embargo, ese frágil equilibrio se rompió con la invasión y ocupación de la ciudad por parte de terroristas del Estado Islámico en el verano del año 2014.

La iglesia, al igual que gran parte de la ciudad histórica de Mosul, fue destruida por los yihadistas y por los combates durante la ofensiva del ejército iraquí para recuperar la ciudad.

Ahora, desde el pasado mes de abril, la Unesco ha iniciado los trabajos de restauración de la iglesia de al-Saa’a y de la ciudad vieja de Mosul y, una vez más, los dominicos participan activamente para que esa reconstrucción no se limite a lo material, sino que suponga también reestablece los puentes entre comunidades culturales y religiosas.

“A nosotros nos envió a esta tierra Santo Domingo, y el Papa, para construir relaciones con las Iglesias locales y con las culturas locales. Nuestro papel es el de ayudar a las personas, no de cambiarlas, nuestro objetivo es enriquecerlas”, declaró a ACI Prensa el P. Oliver Poquillon, representante de los dominicos en Mosul.

Entre los principales países que financian este proyecto de la Unesco se encuentra los Emiratos Árabes Unidos en la línea con la Declaración sobre la Fraternidad Humana firmada por el Papa Francisco y por el Gran Imán de Al Azhar Ahmed bin-Tayyeb el 4 de febrero de 2019.

El programa de la Unesco también prevé la restauración de la catedral siro católica de Tahera, en cuyas ruinas se celebró el 28 de febrero de 2018 una histórica Misa por la Paz.

El P. Poquillon explicó que “desde el fin de la ocupación del Estado Islámicos se ha trabajado para reconstruir la ciudad vieja. En el último mes se han realizado mejoras y, ahora, el agua y la electricidad han regresado a las calles de la ciudad”.

El objetivo del proyecto, destacó, no es únicamente la recuperación del patrimonio histórico-cultural, sino que se trata de “volver a unir a la comunidad, ofrecer una nueva oportunidad a las personas trabajando juntos en un proyecto”.

“El primer paso tras la ocupación del Estado Islámico es reestablecer la confianza. Son personas de comunidades diferentes que está redescubriendo, mientras trabajan juntos, que aman, por ejemplo, la misma música”.

La iglesia de Nuestra Señora de la Hora pertenece a la Provincia Dominica de Francia. La iglesia fue sede de la predicación en varias lenguas. Por ejemplo, en Mosul los cristianaos hablan árabe, no arameo, pero en Qaraqosh y en Alqosh hablan el surat, una lengua vernácula del arameo.

Fue precisamente en Mosul, ciudad cruce de caminos, donde los dominicos desarrollaron el primer alfabeto de la zona. En este alfabeto se imprimió también la primera gramática kurda.

La parte del proyecto en la que se avanza más rápidamente es la de la formación cultural, señaló el P. Poquillon, porque “los jóvenes académicos tienen sed de cultura y están redescubriendo las iglesias de Mosul. No habían visto la ciudad de Mosul como era antes y tienen sed de descubrirla. Estamos, paso a paso, redescubriendo la documentación que tenemos”.

En cuanto a la parte material, se está preparando la apertura de un laboratorio para aprender las técnicas tradicionales de construcción y escultura propias de Mosul. La mitad de la población de Mosul son jóvenes entre 20 y 30 años que necesitan ser formados y redescubrir su propia historia y capacidad técnica.

Nota traducida y adaptada por Miguel Pérez Pichel. Publicada originalmente en ACI Stampa

Etiquetas: cristianos perseguidos, Irak, Estado Islámico, Mosul

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios