27 de octubre de 2005 11:07 am

Mons. Lajolo: Benedicto XVI no hará una visita a Rusia si ésta genera tensión

Redacción ACI Prensa

Mons. Lajolo: Benedicto XVI no hará una visita a Rusia si ésta genera tensión

Durante su primera visita a Rusia, el Secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede, Mons. Giovanni Lajolo, descartó que el Papa Benedicto XVI visite ese país si su llegada pudiese ser motivo de tensión o descontento.

Según informó Radio Vaticano, Mons. Lajolo ha concedido dos entrevistas a importantes medios de comunicación rusos, durante su visita que termina este domingo.

En estos diálogos, “el Prelado ha expuesto las dificultades existentes en la actualidad en las relaciones entre la Iglesia Católica y la ortodoxa rusa”, y ha considerado que la eventual visita de Benedicto XVI a ese país sería un “evento ecuménico muy significativo e importante que exigiría una profunda preparación, porque –según el Prelado– el Papa no llevaría nunca a cabo una visita que en vez de contribuir a una mayor comprensión y concordia sobre todo en campo cristiano, pudiese ser motivo de tensión o descontento”.

Refiriéndose a la ausencia de representantes católicos en el Consejo Interreligioso de Rusia y en la Cámara Pública en formación, donde figuran ortodoxos, musulmanes, judíos, budistas y protestantes, Mons. Lajolo subrayó “la disponibilidad de los católicos rusos para dar su contribución específica en la promoción moral, espiritual y social de su propio país”. “Por esta razón espero que pronto pueda haber representantes católicos en la Cámara Pública que puedan desarrollar plenamente su misión y colaborar en el crecimiento de la sociedad rusa, de la que forman parte integrante”, indicó.

Dificultades con ortodoxos

Según Radio Vaticano, Mons. Lajolo también admitió a la prensa las recíprocas dificultades que caracterizan las relaciones entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa en Rusia, que para el Prelado se centran en la “dolorosa incapacidad de elaborar un lenguaje común para afrontar el examen y encontrar la solución de las divergencias”.

Sin embargo, ha reiterado la disponibilidad de la Iglesia Católica en Rusia y la representación pontificia en Moscú de examinar junto a los ortodoxos “los motivos y las ocasiones de las diferencias, y a veces los malentendidos, para intentar resolverlas”.

Comentarios