31 de mayo de 2012 5:01 pm

Mons. Gómez respalda película Cristiada por su valor histórico y testimonial

Redacción ACI Prensa

El Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. José Gómez, respaldó la película "Cristiada" (nombre original de "Para Mayor Gloria"), porque relata cómo los católicos mexicanos tuvieron que pagar con sangre su libertad religiosa.

El artículo de Mons. Gómez tiene especial importancia ya que este viernes 1 de junio se estrena la cinta en Estados Unidos y dependiendo del éxito que tenga, podrá ser vista en los cines de Centro y Sudamérica.

"Doy la bienvenida a la nueva película ‘Para Mayor Gloria’. Ella cuenta la dramática historia de esta guerra desconocida contra la religión y la heroica resistencia de nuestra Iglesia. Es una película fuerte con un mensaje oportuno. Ella nos recuerda que nuestras libertades religiosas se han ganado con sangre y nunca podemos darlas por supuestas", afirmó en su último mensaje publicado en ACI Prensa.

Mons. Gómez explicó que la persecución anticatólica que relata "Para Mayor Gloria" se dio en el México de los años 1920 y 1930 durante la dictadura de Plutarco Elías Calles.

"Hace solamente una generación, no lejos de nuestras fronteras, miles de hombres, mujeres y hasta niños, fueron apresados, exiliados, torturados y asesinados. Todo por el ‘crimen’ de creer en Jesucristo y querer vivir su fe en Él", señaló.

Dijo que después de la revolución de 1917, el nuevo régimen socialista-ateo inició la persecución religiosa. "Iglesias, seminarios y conventos fueron confiscados, desacralizados y muchos fueron destruidos. Se prohibieron las manifestaciones públicas de piedad y devoción. Las escuelas católicas y los periódicos fueron cerrados; los partidos políticos católicos y los sindicatos de trabajadores prohibidos. Los sacerdotes fueron torturados y matados, muchos de ellos baleados mientras celebraban la Misa", señaló.

Indicó que Calles solía alardear del número de sacerdotes que había ejecutado, pues odiaba la religión y "creía que su reino de terror podía exterminar a la Iglesia y borrar la memoria de Cristo de México en una sola generación".

"Él estaba equivocado. En la fragua de su persecución se hicieron los santos". "‘Yo muero, pero Dios no muere’, dijo el Beato Anacleto González Flores ante su ejecución. Sus palabras fueron proféticas", afirmó.

El Arzobispo dijo que "llegó un tiempo de solidaridad internacional católica", pues los fieles estadounidenses acogieron a los refugiados que huían de la violencia, incluida la venerable María Luisa Josefa de la Peña y la Beata María Inés Teresa Arias.

"Los católicos ordinarios se convirtieron en Cristeros, valientes defensores de Jesucristo. Muchos se vieron obligados a tomar las armas para defender sus derechos en lo que se conoció como la Guerra Cristera. Otros eligieron los medios no violentos para dar testimonio de Cristo", indicó.

Mons. Gómez dijo que "la sangre de los Cristeros se convirtió en la semilla de la Iglesia de futuras generaciones en México".

Por ello, alentó a conocer la vida de los sacerdotes "que arriesgaron su vida para celebrar la Misa y escuchar confesiones", de la catequista Luz Camacho que murió abaleada enfrente de la puerta de su iglesia, donde se paró para evitar que el templo fuera quemado.

"Necesitamos aprender de los ejemplos de todos los Cristeros que han sido canonizados y beatificados por la Iglesia. Y hoy especialmente, necesitamos orar por su intercesión", exhortó.

Sin embargo, Mons. Gómez recordó que la religión católica siempre está bajo ataque. "En México y en Norteamérica, no enfrentamos sufrimiento y muerte por practicar nuestra fe. Pero confrontamos formas más ‘blandas’ de intimidación secularizada", señaló.

"Tristemente, ya hemos aceptado las ‘reglas’ y restricciones de nuestra sociedad secular. Mantenemos la fe en nosotros mismos. Somos precavidos sobre ‘imponer’ nuestras creencias a otros, especialmente cuando viene de políticos. En los últimos meses, nuestro gobierno ha comenzado a demandar aún más, tratando de hacer coerción en nuestras conciencias, de modo que neguemos nuestra identidad y valores", denunció.

Por ello, exhortó a los fieles a "pedir la fuerza de ser Cristeros. Por su muerte, ellos nos muestran por qué debemos vivir".

"Para Mayor Gloria" será estrenada mañana 1 de junio en Estados Unidos y del éxito que tenga dependerá que sea llevada a los países de América Latina. Su productor, el mexicano Pablo José Barroso, dijo en el programa "Cara a Cara" del canal católico EWTN, que "los católicos tenemos el compromiso de ir al cine para que (Cristiada) le pueda llegar a más gente en Centro y Sudamérica, en donde se depende del resultado de Estados Unidos".

Si desea seguir al Arzobispo Gomez en su sitio de la red social de Facebook, conéctese a: www.facebook.com/ArchbishopGomez   

Para leer la columna completa ingrese a: http://www.aciprensa.com/josegomez/?p=51   

Etiquetas: Estados Unidos, Cristiada, Cine

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios