20 de septiembre de 2014 10:09 am

Mons. Blase Cupich es el nuevo Arzobispo de Chicago en Estados Unidos y sucede al Cardenal George

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Mons. Blase Cupich, nuevo Arzobispo de Chicago en Estados Unidos
Mons. Blase Cupich, nuevo Arzobispo de Chicago en Estados Unidos

El Papa Francisco nombró al hasta ahora Obispo de Spokane, Mons. Blase Cupich, como nuevo Arzobispo de Chicago en Estados Unidos. El Prelado sucede así al Cardenal Francis George de 77 años de edad, que lideró esta arquidiócesis desde 1997 y que en los últimos tiempos ha luchado una dura batalla contra el cáncer.

Mons. Blase J. Cupich nació en Omaha, estado de Nebraska el 9 de marzo de 1949. Estudió la filosofía en el College of Saint Thomas en Saint Paul, Minnesota. Entre 1971 y 1975 fue alumno del Pontificio Colegio Norteamericano en Roma y estudió teología en la Pontificia Universidad Gregoriana. Obtuvo la licenciatura en 1979 y el doctorado en Teología Sacramental en 1987 en la Universidad Católica de América en Washington D.C. Fue ordenado sacerdote el 6 de agosto de 1975.

Entre otros, se ha desempeñado en los siguientes cargos: Vice párroco de la Saint Margaret Mary Parish y profesor en la Paul VI High School en a Omaha (1975-1978); Director de la Oficina Litúrgica arquidiocesana (1978-1981); Colaborador en la Nunciatura Apostólica en Washington D.C. (1981-1987); Presidente/Rector del Pontifical College Josephinum en Columbus (Ohio) (1989-1997).

Fue designado Obispo de Rapid City en Dakota del Sur el 7 de julio de 1998 y recibió la ordenación episcopal el 21 de septiembre de ese mismo año. El 30 de junio de 2010 fue designado Obispo de Spokane y tomó posesión de la diócesis el 3 de septiembre de ese año.

Ha sido miembro de numerosos comités de la Conferencia Episcopal y actualmente es Presidente del Subcomité de la Iglesia en Europa Central y del Este. Es además miembro del Directorio de la Catholic Extension Society y Presidente del Directorio de la National Catholic Education Association.

Cardenal Francis George

El Purpurado de 77 años ha luchado una dura batalla contra el cáncer que se inició en 2006. Luego de ser diagnosticado ese año con cáncer a la vejiga, fue sometido a una cirugía en la que se le extrajo este órgano, la próstata y parte de la uretra. En agosto de 2012 las células cancerígenas aparecieron en sus riñones y un nódulo fue extraído del hígado. Recibió quimioterapia y las células de los riñones se detuvieron.

El Cardenal George nació en Chicago el 16 de enero de 1937 y ha sido el primer sacerdote originario de esta ciudad en convertirse en Arzobispo de la misma. El Papa San Juan Pablo II lo nombró Obispo de Yakima en el estado de Washington en 1990. Luego de servir en esa diócesis durante cinco años, fue designado Arzobispo de Portland, estado de Oregon, el 30 de abril de 1996.

Menos de un año después, el 8 de abril de 1997, el Papa Peregrino lo nombró como el octavo Arzobispo de Chicago tras el fallecimiento del Cardenal Joseph Bernardin el 14 de noviembre de 1996.

En agosto de 2012, el Cardenal George alentó a otros como él que luchan contra el cáncer, a hacer de la enfermedad un camino para acercarse cada vez más a Dios.

En una columna publicada en el periódico arquidiocesano Catholic New World, el Cardenal escribió que si las personas usan el diagnóstico del cáncer para el crecimiento espiritual, "entonces incluso mi enfermedad, y en algún momento aún desconocido, mi muerte, serán una respuesta a mis oraciones de hace años: que yo y todos aquellos a quienes Dios me ha permitido conocer aquí puedan vivir de forma tal que se cumpla la voluntad del Señor para la salvación del mundo".

El Arzobispo indicó también que está "profundamente agradecido" por quienes rezan por él y que en estos últimos 6 años ha elaborado una "larga lista" de enfermos de cáncer que también le han pedido rezar por ellos. "No es un pequeño club y cada uno tiene su propia historia ante la enfermedad y el tratamiento", añadió.

El Purpurado dijo en esa ocasión que quienes viven su vida en relación con Dios "comienzan incluso ahora a vivir en su Reino, proclamado por los profetas y personalizado en Jesús". El Reino de Dios, agrega, "es el del sacrificio personal del amor que trasciende este mundo y lo permea de formas calmadas".

Etiquetas: Estados Unidos, obispos, Cardenales, nombramientos eclesiales, Cardenal George

Comentarios