5 de marzo de 2021 - 6:31 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 6 de marzo de 2021 6:31 am

Misa con el Papa Francisco en Erbil será “nada menos que un milagro”

Redacción ACI Prensa

Vida Hanna, coordinadora de la Misa que el Papa Francisco celebrará en Erbil, el 7 de marzo. Crédito: Alejandro Bermúdez / ACI Prensa.
Vida Hanna, coordinadora de la Misa que el Papa Francisco celebrará en Erbil, el 7 de marzo. Crédito: Alejandro Bermúdez / ACI Prensa.

Vida Hanna tiene solo 27 años y es una de las personas que coordina la Misa que el Papa Francisco presidirá en la ciudad iraquí de Erbil el domingo 7 de marzo. Para ella este importante evento será “nada menos que un milagro”.

Así lo indicó la joven a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI. Cuando por primera vez el Arzobispo de Erbil, Mons. Bashar Warda, le dijo que el Papa iría a Irak, ella pensó que se trataba solamente de otro rumor.

Al haber crecido en la unida comunidad católica caldea en Erbil, era una niña pequeña cuando se difundieron rumores sobre que el Papa Juan Pablo II tenía planes de viajar a Irak para el Jubileo del año 2000.

“Pero una vez que vi el anuncio oficial del Vaticano supe que esta vez era verdad”, dijo a CNA desde su oficina en la Universidad Católica de Erbil.

Hanna, que hizo una maestría en estudios de paz y justicia en Universidad de San Diego, es la directora de relaciones públicas e internacionales en la Universidad Católica de Erbil, y Mons. Warda la nombró coordinadora de la Misa que el Papa Francisco presidirá el sábado 7 de marzo, en el estadio de fútbol de Erbil.

“El COVID ha devastado la economía local, así que organizar un evento de esta magnitud, incluso para las autoridades autónomas kurdas locales, era imposible económicamente”, dijo Hanna.

Pero la joven destacó que los Caballeros de Colón, la organización de servicio fraternal católico más grande del mundo, ayudó por su propia voluntad. “Con su usual generosidad y discreción ellos hicieron que este sueño sea posible para toda la comunidad”, expresó.

“Llamar a este evento histórico es casi subestimar a todas las minorías, especialmente a la cristiana, tras siglos de masacre, persecuciones y desplazamiento forzado”, añadió.

Una vez que los fondos para el evento estuvieron asegurados, Hanna convocó a jóvenes voluntarios para que ayuden. Consiguieron mucho más de lo que esperaban, porque “todos los chicos cristianos saben que esta es una oportunidad única en la vida”.

Luego puso a los expertos en sistemas de la Universidad Católica a trabajar en un programa que garantizaría altos estándares de reconocimiento de identidad.

“Esto tomó bastante esfuerzo, porque, como pueden entender, los estándares de seguridad tienen que ser muy altos: necesitamos doble verificación de documentos, deletreo correcto de los nombres, asegurarnos de que coinciden las identidades y así”, dijo a CNA.

Hanna explicó que “las inscripciones para los 10 mil asientos disponibles se agotaron en dos semanas, mientras que en simultáneo un grupo de voluntarios con expertos de la Iglesia y del gobierno revisaron el estadio, establecieron perímetros, áreas de seguridad y planes de contingencia”.

La joven dijo a CNA que, con todo este cuidado de los detalles, “el siguiente desafío fue el transporte”.

“Tengan en cuenta que nunca antes en Erbil 10 mil personas habían sido transportadas en simultáneo a un solo lugar, de una forma ordenada”.

“Pero ahora estamos muy confiados en que todo está en su lugar y funcionará bien”, expresó.

Vida Hanna está especialmente feliz de que la Misa esté involucrando a tantos jóvenes. Además de los 250 jóvenes voluntarios, hay otros 100 jóvenes en el coro que acompañará la Misa.

“Todos los jóvenes cristianos locales están asombrados de que esto les esté sucediendo a ellos y a su generación… ¡y se necesita tanto! Solo el Santo Padre puede llevar el sentido de seguridad, la paz interior, la esperanza de una sociedad que acepta la diversidad religiosa”, señaló.

Las autoridades musulmanes locales asistirán a la Misa y algunas minorías, como los yazidíes.

La celebración incluirá pasajes bíblicos en arameo, kurdo, árabe, inglés e italiano. “Yo haré una de las lecturas en kurdo… así que estoy un poco nerviosa”, dijo Hanna.

“Pero lo importante es que la Misa será no solo la celebración del sacrificio de Jesús, sino también un mensaje fuerte para nuestros jóvenes cristianos: pueden quedarse, no tienen que irse, pueden construir un futuro aquí, en la tierra donde nosotros los cristianos hemos estado durante casi dos milenios”, finalizó.

Traducido y adaptado por David Ramos. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Irak, Obispos de Irak, Iglesia en Irak, Viaje del Papa Francisco a Irak 2021

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios