26 de abril de 2012 - 4:19 AM

Mellizos que nacieron de madre con muerte cerebral motivan cadena de oración

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Los mellizos recién nacidos.
Los mellizos recién nacidos.

Nicholas y Alexander Bolden son unos frágiles mellizos que luchan por sus vidas en un hospital de Michigan desde el 5 de abril pasado, cuando los médicos lograron la proeza de permitir su nacimiento cinco semanas después de que su madre fuera declarada con muerte cerebral.

Christine Bolden –madre de una niña de 11 años y un niño de 3 años– tenía 20 semanas de gestación (cinco meses de embarazo) cuando el 1 de marzo dos aneurismas le causaron un daño irreversible. Los médicos, con el apoyo de la familia, optaron por mantenerla con vida conectada a un respirador hasta que sus hijos estuvieran listos para nacer.

"Le pedimos a los médicos que hicieran lo posible por salvar a los bebés, al menos a ellos, ya que a Christine la habíamos perdido", recuerda Danyell Bolden, tía de Christine, y asegura que rezaron muchísimo por los niños.

Los bebés nacieron a las 25 semanas de gestación, pesaron 900 gramos y se encuentran estables pero aún están muy frágiles en el Hospital Infantil Helen DeVos.

"Nos sentimos muy tristes por haberla perdido [a Christine], sin embargo, al tener a sus bebés, es como si Dios nos hubiera permitido conservar una pequeña parte de ella. Aquí hay muchas oraciones", agregó Danyell.

"Sabíamos que una vez que los bebés nacieran sería el final de Christine. Era difícil saber que los bebés nacerían y ella no volvería. Dios podría haberse llevado a ella y a los niños. Pero los dejó. Eso es un milagro", añadió.

El abogado Bruce Rossman, vocero de la familia Bolden, explicó que cuando a Christine se le manifestaron los aneurismas, "los bebés eran muy prematuros: tan sólo 20 semanas; los médicos explicaron que si los sacaban, morirían. Se necesitaba que tuvieran al menos 24 semanas para darles alguna oportunidad de sobrevivir".

El doctor Cosmas Vandeven, especialista en embarazos de alto riesgo en el hosptal de la Universidad de Michigan, explicó que el caso Bolden presenta un escenario excepcional.

El 70 por ciento de los bebés que nace a las 25 semanas sobrevive, pero enfrenta altas posibilidades de enfrentar enfermedades. "Esperamos que lo logren, pero son muy pequeños para dar un pronóstico positivo", añadió.

La noticia del nacimiento de los mellizos ha ocupado páginas en diversos medios del mundo y cientos de usuarios de Internet se han comprometido espontáneamente a rezar por la salud de los niños y por consuelo para la familia Bolden.

Etiquetas: Estados Unidos, Bebé Milagro, Hazaña Médica

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios