La Diócesis de Colatina, en el estado brasileño de Espíritu Santo, expresó profundo dolor por el asesinato de tres personas en una escuela pública y otra privada en el barrio Coqueiral, después de que un sujeto disparó contra empleados y estudiantes el viernes.

“Frente al trágico ataque en dos escuelas del municipio de Aracruz en la mañana del 25 de noviembre, la Diócesis de Colatina expresa profundo pesar y solidaridad con las víctimas y familiares”, indicó la Iglesia local en un comunicado. 

“Que Dios, en este momento de dolor, consuele el corazón de todos. Seamos promotores de la justicia y la paz según el Evangelio de Jesús”, agregó.

El secretario de Estado de Seguridad Pública y Defensa Social, Márcio Celante, informó que el agresor ingresó primero al colegio estatal Primo Bitti, irrumpió en la sala de profesores y disparó contra 11 de ellos, matando a dos.

Luego, condujo un automóvil dorado con una placa cubierta hasta el colegio Praia de Coqueiral, donde disparó contra tres personas más. Un estudiante de sexto grado de primaria murió.

Las cámaras de seguridad del Centro Educativo Praia de Coqueiral muestran al sujeto entrando a la escuela con ropa de camuflaje, una máscara sobre el rostro y portando un arma.

Más en América

Al sospechoso lo arrestaron en la tarde del 25 de noviembre, así lo confirmó el gobernador de Espírito Santo, Renato Casagrande en Twitter. 

“Nuestros equipos de seguridad llegaron hasta el autor del atentado que cobardemente atacó en horas de la mañana dos colegios de Aracruz”, dijo.

“Declaré tres días de luto oficial en señal de dolor por las irreparables pérdidas. Seguiremos investigando las motivaciones y tendremos nuevas aclaraciones”, agregó.