El domingo 21 de agosto cientos de fieles católicos y el clero de la Diócesis de León, sufragánea de la Arquidiócesis de Managua, recorrieron las calles en la procesión anual de la imagen de la Virgen de la Merced, su santa patrona.

El recorrido ocurre en medio de una sucesión de actos represivos por parte del régimen dictatorial de Daniel Ortega en contra de la Iglesia Católica en varias ciudades del país, especialmente en Matagalpa, donde su obispo, Mons. Rolando Álvarez, fue secuestrado.

Cerca de las 8:00 a.m. (hora local) del 21 de agosto, la imagen mariana salió en procesión desde el Santuario Diocesano Nuestra Señora de la Merced, luego de recibir la bendición del rector del templo, el P. Mauro Paniagua.

Al salir de la iglesia, cientos de fieles, miembros del clero y una banda musical acompañaron el anda con la imagen hasta el Fortín de Acosasco, un antiguo fuerte militar en la cima del Cerro Acosasco, hoy resguardado por la municipalidad y usado como estación meteorológica.

Aproximadamente a la 1:00 p.m. la imagen llegó al Fortín, y se celebró la Santa Misa presidida por el P. Paniagua. Al final de la celebración se realizaron cantos en honor a la Virgen.

Más en América

Una hora después, la imagen retornó a su santuario acompañada de la multitud.

La Virgen de Mercedes fue proclamada patrona de León el 17 de julio de 1912 por su entonces Obispo, Mons. Simeon Pereira y Castellón.

El Santuario Diocesano Nuestra Señora de la Merced alberga a la imagen de la patrona, traída hace siglos de Barcelona (España) por la orden de frailes mercedarios.