6 de setiembre de 1997 - 3:21 PM

Madre Teresa dejó un legado de amor en América Latina

Religiosa falleció ayer a los 87 años de edad en Calcuta, su eterno hogar.
Redacción ACI Prensa

Beata Teresa de Calcuta /  L'Osservatore Romano
Beata Teresa de Calcuta / L'Osservatore Romano

La Madre Teresa de Calcuta, conocida en todo el mundo por su testimonio de amor y servicio a los más necesitados, falleció ayer a las 9.30 p.m. (hora local) víctima de un paro cardíaco. La religiosa, de 87 años de edad, sufría de malaria y una seria afección al corazón, que la obligó a abandonar la conducción de la Orden a principios de este año.

La ganadora del premio Nobel 1979 dedico su vida al cuidado de los que cariñosamente llamaba "los más pobres entre los pobres", se ganó el amor y el respeto de millones de personas que la consideraron "una Santa en la tierra" y también dejó un mensaje de amor para los latinoamericanos.

Constantemente afirmaba que veía el rostro de Cristo en los pobres, los desamparados, los enfermos y los moribundos. Dondequiera que viajara su mensaje era el mismo "Amen a los pobres". "Yo pienso realmente que es importante que nos demos cuenta que ellos son nuestros hermanos y hermanas, y por eso debemos darles nuestro cariño y dedicación", decía.

La Madre Teresa nació en la región ahora conocida como Macedonia -ex Yugoslavia, el 27 de agosto de 1919. Sus padres albaneses la bautizaron con el nombre de Agnes Gonxha Bojaxhiu. A los 18 años de edad ingresó al convento de las religiosas de Nuestra Señora de Loreto, en Dublin (Irlanda), orden que se dedicaba a fundar escuelas para pobres en la India.

Fue en esas circunstancias que cambió su nombre por el de Teresa y fue enviada a Calcuta para trabajar como maestra. En 1946 la religiosa descubrió una especial vocación al servicio de los pobres que la llevó a dejar la Congregación de Loreto. Pidió un permiso especial al Vaticano y comenzó su trabajo al servicio de los moribundos de la India, a quienes recogía de las calles y los llevaba a un hogar especialmente fundado para ellos. Poco a poco se unieron a ella otras 11 mujeres y así en 1950 recibieron la aprobación oficial para fundar la Congregación de las Misioneras de la Caridad, que en la actualidad reúne a casi mil religiosas que trabajan en los cinco continentes.

El arduo trabajo de Madre Teresa fue reconocido en numerosas oportunidades y llegó a recibir el Premio Nobel de la Paz en 1979. Ante estos honores ella solía afirmar que los premios solo eran importantes si le ayudaban a ella a ayudar a los más necesitados.

Conocida en todo el mundo como el "Ángel de los pobres" la Madre Teresa de Calcuta dejó un mensaje de amor para los latinoamericanos. Durante una de sus pocas visitas a la región viajó a Lima, Perú, para participar en el IV Congreso de la Reconciliación 1989. En aquella ocasión centró su discurso en otro de los acentos de su apostolado: la defensa de la vida, especialmente la de los no nacidos.

Ante 1600 personas, la Fundadora de las Misioneras de la Caridad, habló sobre "El amor fuerza de la Reconciliación" y denunció al aborto "como el más grave destructor de la paz, del amor y de la verdad".

La religiosa afirmó que "el hambre no es solamente de pan. ¡El hambre es de amor, de reconciliación! Es tan hermoso saber que podemos amarnos unos a otros con el corazón puro, perdonando cada uno al otro! Jesús nos ha dicho algo muy bello: "Sus muchos pecados le han sido perdonados porque ha amado mucho". Si en verdad queremos tener reconciliación, tenemos que perdonarnos unos a otros, porque el perdonar nos da un corazón puro, y el que tiene el corazón puro puede ver a Dios y puede amar con un amor puro como Dios nos ama".

Si desea conocer el texto íntegro de su discurso pronunciado en Lima haga click Aquí.

Etiquetas: Madre Teresa de Calcuta, Beata Madre Teresa, Canonización de la Madre Teresa de Calcuta

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios