22 de setiembre de 2021 - 9:35 PM

Los males hechos al pueblo de Dios deben corregirse, expresa Cardenal

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

El Arzobispo de Boston (Estados Unidos), Cardenal Seán O’Malley, señaló durante su participación en una conferencia sobre abusos que “los males cometidos contra el pueblo de Dios deben corregirse”.

Del 19 al 22 de septiembre en Varsovia (Polonia) se realizó la conferencia internacional “Nuestra misión común de salvaguardar a los niños de Dios” organizada por la Pontificia Comisión para la Protección de Menores.

En su página web, la conferencia indicó que durante estos cuatro días se congregó a “representantes de conferencias episcopales y profesionales que trabajan en el campo de la protección de niños y jóvenes en casi 20 países de Europa Central y Oriental”.

Créditos: episkopat.pl

En su homilía de este 20 de septiembre, el Cardenal O’Malley pidió el fin del abuso y los encubrimientos por parte de los clérigos.

“Estamos reunidos aquí porque muchos de nuestros hermanos y hermanas han sufrido a manos de clérigos abusivos que han perpetrado actos malvados al usar su cargo para abusar de otros o para encubrir”, señaló.

El Purpurado lamentó que muchas veces las víctimas han sido “rechazadas en su sufrimiento” cuando han decidido hablar sobre estos lamentables sucesos, y subrayó que “esto no puede ser lo que Jesús quiere de su Iglesia”.

“Esta no puede ser la Iglesia de un Dios amoroso y reconciliador. El abuso y su encubrimiento deben terminar y los males cometidos contra el pueblo de Dios deben corregirse”, agregó

Créditos: episkopat.pl

El Cardenal O'Malley, presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, elogió el “valor y el testimonio” de los sobrevivientes de abusos, vinculándolos con mártires como el santo coreano Andrew Kim Taegon, cuya fiesta se celebró el 20 de septiembre, y el sacerdote polaco Beato Jerzy Popiełuszko.

“El valor y el testimonio de tantos sobrevivientes y sus familias y su profunda preocupación por que otros no sufran daños similares deben ser reconocidos y bienvenidos. Damos gracias a Dios por su testimonio y su presencia entre nosotros”, resaltó.

La conferencia comenzó con un discurso del Mons. Stanisław Gądecki, presidente de la Conferencia Episcopal de Obispos Polacos, quien dijo que el volumen de incidentes de Europa central y oriental “asombra” a la oficina doctrinal del Vaticano, que supervisa los casos de abuso clerical.

“Se están descubriendo nuevas tragedias, y la cantidad de casos que han llegado desde nuestra región en los últimos años a la Congregación para la Doctrina de la Fe asombra a esta institución experimentada”, remarcó.

Mons. Gądecki describió los pasos que la Iglesia polaca tomó en respuesta a una serie de escándalos de abuso, destacando el nombramiento de Mons. Wojciech Polak como el delegado para la protección de niños y jóvenes, y la creación de la Fundación St. Joseph que vela por las víctimas de abuso.

Además, señaló que la Iglesia estableció el papel de un “tutor” para el clero acusado y condenado, porque cuando el detenido cae en soledad “crea una frustración peligrosa” para el sacerdote y la víctima.

“Es por eso que hemos creado el papel de tutor del clero acusado o condenado para supervisar a estas personas, exigirles que cumplan con todas las restricciones impuestas y apoyarlas en momentos de depresión o desesperación”, agregó.

Créditos: episkopat.pl

Mons. Gądecki indicó que los laicos crearon una organización llamada Heridos en la Iglesia que proporciona una línea directa para las víctimas y acceso a terapeutas y abogados.

“Menciono a estas personas e instituciones para mostrar la magnitud del esfuerzo realizado por la Iglesia en Polonia, y también para agradecer a quienes han hecho mucho bien en esta área a lo largo de los años”, añadió.

Asimismo, señaló que existe el peligro que “que todas estas acciones adormezcan nuestro sentido de responsabilidad en la creencia de que, después de todo, ya estamos haciendo tanto por esta causa”.

“Sin embargo, entrar en contacto con la tragedia de tantas personas que han sido perjudicadas, como pude experimentar personalmente al escuchar a varias personas antes de la cumbre del Vaticano en 2019, revela que, frente a la enormidad de las heridas, muchos esfuerzos siguen siendo insuficientes”, remarcó.

El Papa Francisco envió un mensaje a los participantes en el que instó a los líderes a anteponer el bienestar de las víctimas a la reputación de la Iglesia.

“Nuestras expresiones de dolor deben convertirse en vías concretas de reforma para prevenir nuevos abusos y dar confianza a los demás de que nuestros esfuerzos producirán un cambio real y confiable”, señaló.

El Santo Padre animó a “escuchar el grito de las víctimas” y dedicar tiempo a estas “importantes discusiones porque realmente tocan el futuro de la Iglesia en Europa Central y Oriental”.

Finalmente, el Cardenal O'Malley pidió a Dios que “estos sufrimientos sean la semilla de una Iglesia más resistente, más amorosa y más fiel, reconociendo humildemente sus faltas y firmemente comprometida a buscar la justicia y la reconciliación con aquellos que han sido perjudicados”.

“Es solo trabajando con valentía para llevar justicia y curación a las víctimas que nosotros mismos podemos ser curados”, concluyó.

Traducida y adaptada por Harumi Suzuki. Publicada originalmente en CNA.

Etiquetas: Abusos sexuales, Polonia, Boston, abusos, conferencia, prevención de abusos sexuales

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios