16 de julio de 2021 - 5:51 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 22 de julio de 2021 12:32 pm

Lo que debes conocer sobre la Misa de forma extraordinaria

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Foto referencial de una Misa en la forma extraordinaria. Crédito: Andrewgardner1 (CC BY 4.0)
Foto referencial de una Misa en la forma extraordinaria. Crédito: Andrewgardner1 (CC BY 4.0)

La Misa según la forma extraordinaria del Rito Romano, también conocida como Misa Tradicional en latín o Misa Tridentina, tiene una serie de características que la distinguen de la forma ordinaria. Aquí te explicamos algunas de las más significativas.

Se le conoce como Misa tridentina porque nace a partir del Concilio de Trento, realizado entre 1545 y 1563 en Italia y que surgió en respuesta a la reforma protestante, para aclarar algunos puntos doctrinales. En este importante evento se decidió hacer una reforma litúrgica.

El Papa que estableció la forma de celebración de esta Misa fue San Pío V en 1570, quien realizó la reforma litúrgica propuesta en el Concilio de Trento.

El libro o Misal que se utiliza para esta Misa en la actualidad, y que tiene como base el de San Pío V, fue revisado y modificado por San Juan XXIII en 1962.

En esta Misa el sacerdote celebra de “espaldas al pueblo” o ad orientem, es decir mirando hacia el oriente o “este litúrgico”, como guía del pueblo o fieles para quienes preside la Eucaristía.

En la forma ordinaria o común, el sacerdote celebra mirando al pueblo o versus populum.

En la Misa tridentina el celebrante reza algunas oraciones antes de iniciar la Misa que no están en la forma ordinaria actual.

En esta Misa solo existe una plegaria eucarística, mientras que en la forma ordinaria hay varias de las que el sacerdote escoge una.

La oración conocida como “yo pecador” es más extensa y se reza dos veces. La primera vez la reza el sacerdote pidiendo misericordia por el pueblo, y luego el pueblo lo reza pidiendo misericordia por el sacerdote. Se llama confiteor y se reza en latín.

En líneas generales, en la celebración de la Misa tridentina se usa el latín en combinación con lengua local.

En esta Misa solo se puede comulgar en la boca, no se puede recibir la Comunión de ninguna otra forma.

Al concluir la Misa, pero aún como parte del rito, el sacerdote celebrante lee el prólogo del Evangelio de San Juan en latín.

En esa Misa no existe la concelebración, es siempre presidida solo por un sacerdote. En algunos casos y dependiendo de las iglesias, puede haber varias Misas tridentinas al mismo tiempo.

En esta Misa no participan mujeres en el altar, solo el sacerdote y los acólitos.

En 2007 el Papa Benedicto XVI publicó el motu proprio Summorum Pontificum, con el que liberó la posibilidad de que cualquier sacerdote celebrara la Misa en latín.

Esto ha sido abrogado ahora con la publicación del motu proprio Traditionis custodes del Papa Francisco, con el que, entre otras cosas, los sacerdotes que quieran celebrar de esta forma deberán pedir permiso al obispo.

Etiquetas: San Juan XXIII, latín, Misa Tridentina, Concilio de Trento, Traditiones custodes

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios