5 de marzo de 2021 - 3:01 AM

Llanura de Ur: Una significativa visita del Papa a la patria de Abraham

Redacción ACI Prensa

Llanura de Ur. Créditos: Joshua McFall (CC BY-NC-ND 2.0)
Llanura de Ur. Créditos: Joshua McFall (CC BY-NC-ND 2.0)

Durante su viaje apostólico a Irak, el Papa Francisco realizará una visita a la llanura de Ur, un lugar significativo para la fe al ser el hogar de Abraham y donde él habló con Dios por primera vez.

Del 5 al 8 de marzo el Papa Francisco realizará una visita apostólica a Irak, un país de mayoría musulmana en la que los católicos representan solo el 1,5% de una población de 38,8 millones de personas, de acuerdo al Vaticano, y que hace unos años sufrieron la persecución del grupo terrorista Estado Islámico.

Durante el segundo día de su visita apostólica, el Santo Padre tendrá un encuentro interreligioso en Ur de los Caldeos, una antigua ciudad de la baja Mesopotamia, a 300 kilómetros al sur de la capital de Irak, Bagdad.

La ciudad de Ur es mencionada en la Biblia, especialmente en el Génesis, donde se indica que “Téraj tomó a su hijo Abram, a su nieto Lot, el hijo de Harán, y a su nuera Saray, la mujer de su hijo Abram, y salieron juntos de Ur de los caldeos, para dirigirse a Canaán”.

San Juan Pablo II ya había expresado su deseo de visitar esta llanura el 29 de junio de 1999 en su “Carta sobre la peregrinación a los lugares vinculados a la historia de la salvación”, donde indica que tenía la esperanza de poder visitar Ur en el año 2000.

Sin embargo, por las guerras que en ese momento golpearon el país, fue imposible para el santo realizar el ansiado viaje.

Por ello, Mons. Francis Kalabat, el obispo caldeo que sirve a esta comunidad en Estados Unidos, indicó a ACI Prensa que la visita del Papa Francisco a Ur es significativa.

“Ser el primer Papa en la historia en visitar Irak y específicamente Ur es significativo. Es en el espíritu de Fratelli tutti que el Papa visita Irak y, por lo tanto, el logotipo oficial tiene las palabras ‘Todos ustedes son hermanos’”, señaló.

Mons. Kalabat, Obispo de la Eparquía de Santo Tomás el Apóstol en Detroit, indicó que el origen del cristianismo en el actual Irak tiene “sus raíces en el apóstol Santo Tomás”.

“De camino a la India, Santo Tomás dejó atrás a los santos Addai, Aggai y Mari. Los registros documentados revelan que, a fines del siglo II, la Iglesia era una entidad organizada con catedrales construidas y una jerarquía en su lugar”, señaló.

El Prelado indicó que actualmente Ur “está desprovisto de cristianos en su mayor parte”, pero es un lugar importante por ser “el hogar de nuestro padre en la fe Abraham”.

“Siempre se reveló como el lugar de la semilla de la fe”, subrayó.

Finalmente, Mons. Kalabat dijo que el impacto del viaje apostólico del Papa a Irak será “una mayor comprensión de la hermandad” en el país y una oportunidad para “unir a todos bajo una misma humanidad”.

Las comunidades cristianas iraquíes están marcadas por la persecución, la discriminación y el martirio, lo que ha forzado a numerosas familias al desplazamiento interno y al exilio, un fenómeno que se intensificó tras la caída de Sadam Hussein en 2003 y la ofensiva del terrorista Estado Islámico (ISIS) en 2014.

Tras la ocupación de la llanura de Nínive por parte del ISIS, más de 100 mil cristianos abandonaron sus hogares. Esta región, cuna del cristianismo iraquí, quedó casi sin cristianos. Los que no lograron huir debieron sufrir el régimen del Estado Islámico. Muchos lugares cristianos e iglesias fueron destruidos, y las casas cristianas ocupadas.

Con la caída del ISIS en 2017, los cristianos han iniciado un paulatino retorno.

Etiquetas: Irak, Viajes papales, Iglesia en Irak, Viaje del Papa Francisco a Irak 2021

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios