17 de octubre de 2019 12:05 pm

Limosnero del Papa celebró funeral de una mujer sintecho en iglesia romana

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay (Dominio Público)
Imagen referencial. Crédito: Pixabay (Dominio Público)

El limosnero Pontificio, Cardenal Konrad Krajewski, celebró este jueves el funeral de una mujer sintecho fallecida el 13 de febrero a los 63 años, debido a que recién las autoridades italianas culminaron con los trámites burocráticos.

En una nota enviada por la Limosnería Apostólica, se informó que las exequias se realizaron a las 9:30 a.m. en la parroquia de San Romano Mártir, que es la iglesia más cercana a la estación Tiburtina donde la mujer polaca, de nombre Hanna Lidia Czajer, vivía desde el 2014 y donde se enfermó durmiendo a la intemperie.

Hanna Lidia Czajer, estuvo internada en el Hospital San Carlo di Nancy a causa de una grave pulmonía.

Se informó que las exequias “se desarrollaron después de ocho meses de la muerte a causa de los procedimientos burocráticos: solo en estos días el magistrado dispuso el fin la instrucción y por tanto dio la posibilidad del funeral”.

Qué es la Limosnería Apostólica

La Limosnería Apostólica es la Oficina de la Santa Sede que tiene la tarea de practicar la caridad con los pobres en nombre del Santo Padre.

Según explica en su sitio web, esta práctica se remonta a los primeros siglos de la Iglesia, y formaba parte de las competencias inmediatas de los diáconos. Más tarde, tal encargo fue ejercitado por uno o más miembros de la familia de los distintos pontífices sin una especial dignidad jerárquica o prelaticia, la cual fue concedida después. En una bula de Inocencio III (1198-1216) se habla del Limosnero como cargo ya existente.

El primer Papa que organizó la Limosnería Apostólica fue el Beato Gregorio X (1271-1276) el cual estableció sus atribuciones. También Alejandro V con una bula del año 1409 reguló los procedimientos y normas de la Limosnería, que siempre ha llevado a cabo sus actividades gracias a la constante preocupación de los pontífices.

El Limosnero de Su Santidad tiene dignidad arzobispal, es parte de la Casa Pontificia y, como tal, participa en las celebraciones litúrgicas y en las audiencias oficiales del Santo Padre.

El Papa León XIII, con el objetivo de fomentar la recaudación de fondos para las obras de caridad confiadas a la Limosnería, delegó al Limosnero la facultad de conceder la Bendición Apostólica por medio de diplomas en papel pergamino, los cuales, para ser auténticos, deben estar firmados por el Limosnero y llevar el sello en seco de su oficina.

“A este respecto, se debe señalar que el precio indicado para la concesión de la Bendición Apostólica comprende solo el diploma, los gastos de preparación y envío, como también una aportación a la caridad del Papa”, indica.

Señaló que “todos los ingresos que recibe la Limosnería Apostólica, sobre todo como contribución por la concesión de los pergaminos con la Bendición, se destinan en su totalidad a la caridad que esta Oficina realiza directamente en favor de los necesitados, que cotidianamente solicitan la ayuda del Sucesor de Pedro”.

Etiquetas: caridad, indigentes, sin techo, Obras de Caridad, personas sin techo, caridad del Papa, Limosnería Apostólica

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios