En el marco de su peregrinación por América, las reliquias de Santa Margarita María de Alacoque, que recibió las revelaciones del Sagrado Corazón de Jesús, visitan Chile.

La peregrinación recorre varias diócesis de Chile, que preparan distintas actividades. Venerar sus reliquias, afirman en la convocatoria, “es una oportunidad para contemplar un ejemplo de total confianza y abandono en el Amor de Dios”.

“Es animarnos a responder al llamado del Sagrado Corazón de Jesús que nos dice ‘Mira este Corazón que tanto ha amado a los hombres… Tú, al menos ámame’”, añaden.

Las reliquias ya recorrieron la Arquidiócesis de Santiago, las Diócesis de San Bernardo, Rancagua, Linares, Los Ángeles, Temuco, Villarrica y la Arquidiócesis de Puerto Montt.

Del 4 al 6 de noviembre estarán en la Prelatura de Illapel, el 7 y el 8 en la Diócesis de Melipilla y el 9 de noviembre nuevamente en la Arquidiócesis de Santiago.

Del 10 al 13 de noviembre recorrerán la Diócesis de Iquique; el 14 y el 15, la Arquidiócesis de Antofagasta, y el 16 retornarán a Santiago, donde permanecerán hasta el 22 de noviembre.

Más en América

Ese día partirán para la Diócesis de Valparaíso el 23 de noviembre. Del 24 al 29 de noviembre será su despedida en Santiago, y el 30 de noviembre partirán hacia Uruguay.

A lo largo de la historia, el Señor se fue manifestando a distintas personas, para dar a conocer el amor de su Corazón. Pero fue a Santa Margarita María de Alacoque, religiosa de la Visitación, a quien el Señor le reveló su Divino Corazón, con la misión de darlo a conocer al mundo, instaurando oficialmente el culto.

A sus 25 años, y durante la fiesta de San Juan Evangelista, Sor Margarita María se encontraba en adoración al Santísimo cuando tuvo la primera manifestación visible de Jesús, que luego se repetiría cada primer viernes del mes durante dos años.

La peregrinación de las reliquias de la Santa es organizada por las hermanas del Primer Monasterio de la Visitación de Santa María.

Su historia

Santa Margarita María de Alacoque nació en 1647 en Borgoña (Francia), y se unió a la Orden de la Visitación, fundada por San Francisco de Sales, a sus 24 años.

(El artículo continúa después)

Durante su vida, recibió muchas apariciones de María y Jesús, quien le pidió que adorara a su Sagrado Corazón e instituyera universalmente su fiesta. Fueron 12 las promesas que Jesús le hizo a la santa.

A partir de 1673, Sor Margarita comenzó a tener visiones de Jesús “radiante como el sol, con la adorable herida, rodeado de espinas y coronado por una cruz y apoyado sobre un trono de espinas”.

Esta descripción permitió crear la iconografía que representa al Corazón de Cristo entre luz, fuego y espinas. Igualmente, a la Santa se debe la institución de la fiesta litúrgica del Sagrado Corazón de Jesús, fijada en el octavo día después del Corpus Christi.