8 de mayo de 2020 11:24 am

Laicos entregan hasta 1.000 cenas tras la llegada de coronavirus a Uruguay

Redacción ACI Prensa

Voluntarios de Sembradores en tiempos de pandemia. Crédito: F.Gutiérrez -  ICM
Voluntarios de Sembradores en tiempos de pandemia. Crédito: F.Gutiérrez - ICM

Al anochecer, cientos de personas se acercan a algunas plazas y esquinas de Montevideo (Uruguay) para recibir una de las mil raciones de comida que entrega la Comunidad Sembradores, integrada por laicos.

Debido a la pandemia, los Sembradores debieron aumentar a 800 y mil porciones de comida. La meta se logra con la entrega de alimentos del Instituto Nacional de Alimentación y la preparación de los mismos, desde el Ejército Nacional. 

Gabriel Muscarelli, miembro de los Sembradores, sale con un grupo de voluntarios de lunes a viernes a las 6:00 p.m. con las ollas con comida. Pasan por tres zonas y terminan pasada las 10:00 p.m. 

El periódico Entre Todos de la Arquidiócesis de Montevideo explica que al llegar a cada lugar Muscarelli incentiva la oración entre los presentes. “Estamos pasando un momento complicado y necesitamos unir las oraciones. Vamos a rezar, les pido que se unan de corazón”, invita a las personas que recibirán los alimentos. 

La mayoría reza el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria. El Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, que acompañó una de estas jornadas, dio su bendición a los presentes.

Luego, la entrega se hace desde la camioneta donde trasladan las ollas con guiso. Los comensales se acercan con sus contenedores donde alcanza para una porción y en otros, hasta seis. 

Muscarelli conoce a gran parte de las personas y permite que algunos reciban una segunda ración u otro alimento preparado.

Algunos son personas sin hogar, otros tiene su rutina de alimentación en diversos comedores parroquiales. En algunos casos, se ha perdido el trabajo y no tienen cómo sostener a sus familias. 

“Este es el momento de mostrar que Jesús vive en cada uno. Hoy, que estamos en crisis, los que salimos somos los de la Iglesia. Somos los que estamos acá”, expresó.

Durante el recorrido también hacen entrega de unos 500 sándwiches a los niños y otros embelecos elaborados con la ayuda de las parroquias Stella Maris, de Carrasco; San Juan Bautista, de Pocitos; y el aporte del Colegio Los Pilares.

El equipo que prepara estos sándwiches realiza otra inmensa labor para los más vulnerables apoyando la labor de Sembradores y también con otras iniciativas parroquiales.

Al finalizar los panes los voluntarios pasan a la iglesia a orar por quienes recibirán los alimentos y agradecen la oportunidad de servir.

Otra iniciativa que destaca el periódico Entre Todos es el Comedor San Antonio, de los frailes capuchinos que abre de lunes a sábado a partir de las 11:00 a.m.

Debido a las medidas sanitarias, los voluntarios que suelen cooperar no están asistiendo pero los religiosos se han hecho cargo de la entrega de unas 85 viandas, sin servicio a la mesa.

Además, siguen entregando el servicio de duchas y ropa limpia.

El Movimiento Luceros también continúa su apostolado en las calles con los cinco recorridos que hacían habitualmente, pero en cambio, los voluntarios cocinan en sus casas, arman canastas familiares y coordinan la entrega en su sector para evitar aglomeraciones.  

Conozca otras iniciativas AQUÍ

Etiquetas: solidaridad, Uruguay, laicos, lucha contra la pobreza, comedores solidarios, situación de calle, pandemia, Sembradores

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios