El Papa Francisco lamentó la violencia contra la mujer que “desgraciadamente es una realidad generalizada y extendida por todas partes y también utilizada como arma de guerra”.

Así lo dijo este domingo 27 de noviembre al concluir el rezo del Ángelus ante miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro.

El Papa saludó a los participantes de una Marcha realizada en Roma “para denunciar la violencia sexual contra las mujeres” y añadió que “desgraciadamente es una realidad generalizada y extendida por todas partes y también utilizada como arma de guerra”.

No a la violencia, sí a la paz

Luego, el Santo Padre pidió “no nos cansemos de decir no a la guerra, no a la violencia, sí al diálogo, sí a la paz; especialmente para el atormentado pueblo ucraniano”.

Asimismo, el Papa recordó el aniversario de “la tragedia de Holodomor”, tema que recientemente, a través de su cuenta oficial de Twitter @Pontifex_es, había solicitado oraciones por la paz al recordar “el aniversario del terrible genocidio” del Holodomor el exterminio por el hambre en 1932 causado por Stalin en Ucrania.

Más en Vaticano

“Oremos por las víctimas y por los muchos niños, mujeres y ancianos que sufren hoy el martirio de la agresión”, concluyó el Papa Francisco.