2 de febrero de 2021 - 4:54 PM

La vida consagrada refleja a Jesús en el servicio a los que sufren, indican obispos

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

La Conferencia Episcopal Colombiana (CEC) agradeció a Dios por el don de la vocación a la Vida Consagrada y recordó que el testimonio de las personas que consagran su vida al seguimiento de Cristo y al servicio de su Iglesia es aliento que refleja “al Señor Jesús en el servicio a los más pobres, los enfermos y los que sufren”.

Este 2 de febrero se celebra la 25° Jornada Mundial de Oración por la Vida Consagrada, instituida en 1997 por San Juan Pablo II, y que este año tiene como tema “La vida consagrada, parábola de fraternidad en un mundo herido”.

En un comunicado, los obispos agradecieron al Señor “por el maravilloso don de la vocación de tantos hermanos y hermanas que hacen parte de los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica” y por su entrega generosa en el servicio de la Iglesia.

“Con Cristo, que se presenta hoy en el templo en los brazos de la Virgen María y de San José, ofrecemos a Dios Padre su vida y su misión”, indicaron.

Los prelados señalaron que en este tiempo difícil que vive el mundo por la pandemia de COVID-19, el testimonio de la vida consagrada es aliento que refleja “al Señor Jesús en el servicio a los más pobres, los enfermos y los que sufren”.

El Episcopado indicó que la fiesta de la Presentación del Señor, que se celebra este 2 de febrero, es una oportunidad para “recordar el sentido que San Juan Pablo II quiso darle a esta jornada hace 25 años”.

“En primer lugar, dar gracias a Dios por el gran don de la vida consagrada que enriquece y alegra a la comunidad cristiana con la multiplicidad de sus carismas; en segundo lugar, promover en todo el pueblo de Dios el conocimiento y la estima de la vida consagrada”, resaltó.

Asimismo, agregó que esta jornada también es momento para “celebrar la acción del Espíritu Santo que anima a la insustituible misión evangelizadora en la Iglesia y en el mundo”.

Los obispos indicaron que se unen a los “Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica en oración por los sacerdotes, religiosos y religiosas que han muerto víctimas de la pandemia y por aquellos que están enfermos”.

“Confiamos a la maternal intercesión de Nuestra Señora de Chiquinquirá la vida y misión de quienes han consagrado su vida al seguimiento de Cristo y al servicio de su Iglesia”, concluyeron.

Etiquetas: Colombia, Vida consagrada, pobres, Conferencia Episcopal Colombiana, Jornada Mundial de la Vida Consagrada

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios