La solución a la crisis en Venezuela pasa por las elecciones, afirman obispos

CARACAS, 18 May. 17 / 03:30 pm (ACI).- La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), afirmó que “el camino electoral” es la vía para empezar a resolver la crisis del país y animó a la población “a seguir expresando sus opiniones de manera pacífica”.

Los obispos venezolanos hicieron este llamado en su exhortación pastoral publicada este viernes al término de la Asamblea Extraordinaria, convocada para analizar la fuerte crisis social, humanitaria y política que sufre el país.

“El pueblo es el verdadero sujeto social de la democracia. Creemos que una forma privilegiada e indispensable de concretar su ejercicio democrático es el camino electoral, según lo prevé la Constitución Nacional. Sólo así comenzará a resolverse la crisis del país, como lo expresara el Cardenal Pietro Parolin el pasado 13 de mayo en Fátima”, afirmó la CEV.

Los obispos aseguraron que con las elecciones “el pueblo podrá manifestarse libremente y decidir en conciencia su destino”.

Los obispos reiteraron también su “adhesión, comunión y obediencia” al Papa Francisco y reafirmaron su comunión con el pueblo que “se está expresando en la calle y en otros ámbitos de la sociedad” para defender sus derechos, “irrespetados por quienes están violentando la Constitución”.

En su documento, la CEV denunció que “la crisis que ha venido golpeando a Venezuela se ha agudizado” y afirmó que la inmensa mayoría de la población rechaza “las desacertadas decisiones del Tribunal Supremo de Justicia” contra la Asamblea Nacional, así como la propuesta del Presidente Nicolás Maduro de convocar una Asamblea Constituyente de carácter comunal, una iniciativa innecesaria y “peligrosa para la democracia”.

Los obispos señalaron que en Venezuela “crece el hambre”, escasean las medicinas y aparecen enfermedades “debidas a la desnutrición y falta de salubridad”. “En el fondo, son los pobres quienes resultan más afectados”, advirtieron.

Además está el aumento de la violencia, con saqueos y enfrentamientos, además de una represión “cada vez más dura” contra los manifestantes de las “protestas cívicas, muchos de los cuales son jóvenes”. A esto se suman “los grupos paramilitares (comúnmente conocidos como ‘colectivos’) han arreciado su acción violenta e ilegal”. “Comienza a vislumbrarse la tentación de una confrontación entre hermanos”, alertaron.

Sobre esto, los obispos recordaron a las Fuerzas Armadas y a la Policía su deber de garantizar “la sana convivencia entre venezolanos”. “Apelamos a la conciencia de quienes las dirigen ante las numerosas muertes de ciudadanos causadas por abusos de autoridad en acciones represivas. La responsabilidad moral de los actos que desembocan en violencia, heridos y muertes recae sobre quienes las ejecutan, así como también sobre quienes las ordenan o permiten”, expresaron.

La CEV señaló que este panorama provoca desaliento en la población y empuja a los jóvenes a emigrar.

En ese sentido, indicaron que la sociedad venezolana se encuentra frente a desafíos que “hemos de asumir con decisión, amor y buen juicio nacidos de la fe”.

El primero es el “compromiso por edificar la paz entre todos, de acuerdo a lo que nos enseña el Evangelio”, abriendo espacios de encuentro y diálogo para hallar soluciones reales; así como practicar la “solidaridad fraterna” con quienes pasan más necesidades, siguiendo el ejemplo de los primeros cristianos.

Además, indicaron, sin dejar de anunciar el Evangelio la Iglesia debe seguir advirtiendo los males que van “contra la dignidad de los ciudadanos y lo que pretenda destruir la paz social”. Los fieles deben “acompañar la acción de la Iglesia con gestos de fraterna caridad y la oración, alimentada por la Palabra y la Eucaristía”, añadieron.

Los obispos afirmaron que Dios “escucha el clamor de su pueblo” y que los pastores “hemos recibido el encargo de anunciar la reconciliación”.

“Para llegar a acuerdos se requiere un diálogo con garantías seguras que en la actualidad no las hay. En nuestros documentos, los obispos hemos señalado la reconciliación como una tarea permanente en medio de una sociedad polarizada y llena de divisiones. Para ello se requiere una disposición sincera a la conversión, por lo cual urge de todos nosotros, sin excepción, un cambio de actitud”, indicaron.

Tras agradecer la solidaridad de los episcopados de América Latina, los obispos recordaron a los católicos que deben guiar sus actos con los criterios del Evangelio e invitaron a participar en la “gran Jornada de Oración, Ayuno y Solidaridad por la restauración de la paz y el progreso de la convivencia entre los venezolanos el próximo 21 de mayo”.

“Ese día todos los obispos, en comunión con nuestros sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos colocaremos de nuevo, en las manos de Jesucristo, la protección y el futuro de nuestra Patria. En nombre del Señor les bendecimos y los colocamos bajo la maternal protección de María de Venezuela, Nuestra Señora de Coromoto”, culmina el documento.

También te puede interesar:

Etiquetas: Venezuela, Elecciones, Iglesia en Venezuela, Obispos de Venezuela, Crisis en Venezuela, Conferencia Episcopal Venezolana

Comentarios

El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea
Cara a cara con Alejandro Bermúdez