5 de febrero de 2015 9:03 pm

¿La ordenación de mujeres obispo afecta la unidad de los cristianos?

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

La reciente ordenación de Libby Lane el 26 de enero, la primera mujer obispo de la Iglesia anglicana en Inglaterra ha sorprendido a la opinión pública. Dos exanglicanos y ahora católicos, así como un representante laico del Reino Unido analizan las repercusiones ecuménicas de este hecho.

"En la Iglesia anglicana el sacerdocio es algo más parecido a un trabajo o a una carrera que a una llamada o vocación, por eso como los hombres y las mujeres pueden hacer los mismos trabajos, desde la perspectiva anglicana también pueden ser sacerdotes", dice a ACI Prensa el exministro anglicano y ahora católico William Johnstone.

“Desde la antropología católica los hombres y las mujeres también son iguales, pero tienen roles diferentes, absolutamente necesarios e igualmente importantes. Un hombre es un padre y una mujer una madre, son iguales pero distintos. Está escrito en nuestra biología ", precisa luego.

El P. Ed Tomlinson, del Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham (la estructura creada por Benedicto XVI para recibir masivamente a los anglicanos que piden ser acogidos en la Iglesia Católica) comparte que el hecho de que haya tomado unos 30 años en ordenar a mujeres obispo que ya eran sacerdotes en la Iglesia anglicana demuestra que se trata de un tema muy complicado y que verdaderamente importa a los anglicanos, conscientes de las repercusiones que tiene en relación con las demás confesiones cristianas.

Iguales en dignidad pero con distintas funciones

Al tratarse en la Iglesia de Inglaterra de igualdad y democracia, Johnson explica que "si la religión y la fe es un regalo que hemos recibido de Dios, lo que yo opine es irrelevante en comparación con la Verdad revelada". Por eso insiste en que hay que profundizar en el Magisterio de la Iglesia, que es la Verdad revelada por Dios y no sobre los términos que los hombres consideran o sobre los que están de acuerdo.

Por su parte, el sacerdote católico Ed Tomlinson insiste en que "la mayoría de anglicanos aceptan la ordenación de mujeres simplemente como un tema de igualdad, pero si se aborda el tema desde un punto de vista teológico, ahí es cuando surgen las preguntas que hay que responder".

Brendem Thomson, joven católico perteneciente a Catholic Voices, recuerda que Libby Lane no es la primera mujer obispo en el mundo, ya que según precisa hay algunas en Estados Unidos y Sudamérica, pero sí lo es en la Iglesia anglicana lo que hace muy difícil la unidad con Roma. "Esto dificulta enormemente la unidad de las iglesias, aunque la división ya había comenzado mucho antes cuando ordenaron a mujeres como sacerdotes, algo imposible en el catolicismo", precisa Thompson.

"Parece que con esta ordenación los anglicanos pretenden una unidad mayor con los metodistas y episcopalianos (anglicanos en Estados Unidos) porque ellos ya ordenaron antes a mujeres, en cierto sentido cambia el diálogo ecuménico porque hace mucho más complicado conseguir la unión entre las confesiones cristianas", precisa el joven.

Algo con lo que coincide el P. Thomlinson: "La ordenación de mujeres obispo muestra que la Iglesia de Inglaterra no quiere volver a la tradición de la que vino ni buscar la unidad con el Vaticano, sino permanecer como protestante. Esto puede hacer que los anglicanos que tengan un corazón más católico busquen la manera de volver a sus raíces que están en Roma".

Voces contrarias no representadas

Durante la solemne ceremonia en la catedral de York el reverendo Paul Williamson se opuso a la consagración de Libby Lane como obispo objetando : "No, no en mi nombre. No en la Biblia. Con respeto, su gracia, pido hablar sobre este impedimento absoluto". Sin embargo el Obispo de York, John Sentamu no prestó atención a esta objeción y siguió con la ceremonia.

Y es que aunque la gran mayoría de los anglicanos apoyan la ordenación de mujeres también existe quienes no se sienten representados con ella.

Johnstone afirma que la gran mayoría de los anglicanos están de acuerdo con la ordenación de mujeres y que, por lo tanto sólo una minoría tiene "una perspectiva más católica de la situación, lo que hace que éstos cada vez se sientan menos unidos y representados dentro de la Iglesia de Inglaterra y se les haga más complicado expresar su opinión".

Conversión al catolicismo

Según explica William Johnstone uno de los puntos que más le ayudaron en su conversión al catolicismo fue "la universalidad de la Iglesia, el hecho de que en cualquier parte del mundo pudiera asistir a una Misa católica, mientras que para los anglicanos esto es algo más relacionado con la nación".

"No podría decirte sólo una razón por la que me convertí al catolicismo, pero un momento muy importante fue cuando me di cuenta de la verdad del Magisterio de la Iglesia católica. Si la fe es algo que tiene que ver con la democracia el problema viene de quien tiene razón y quien no, mientras que si la fe es algo que nos ha dado Dios lo que yo opine es irrelevante, porque es mucho más importante la Verdad que Dios nos ha dado", explica Johnstone.

Durante años él fue pastor anglicano, pero pasó a la Iglesia católica como laico. "Algunos ministros de la Iglesia anglicana cuando se convierten pasan a ser sacerdotes católicos, pero otros no y éste es mi caso.  Hay que discernir tu vocación en la Iglesia católica porque no es lo mismo", asegura.

Etiquetas: Inglaterra, Anglicanos, Ecumenismo, Mujeres obispo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios