La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha dado a conocer el contenido del encuentro entre el Papa Francisco y la Delegación del Patriarcado Ortodoxo de Moscú del miércoles 30 de mayo, en el que el Pontífice subrayó que la Iglesia no debe entrometerse en las cosas internas de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

La Iglesia no debe “entrometerse en las cosas internas de la Iglesia Ortodoxa Rusa, ni siquiera en las cuestiones políticas”, dijo en el encuentro.

“Esta es mi actitud y la actitud de la Santa Sede hoy. Y los que se entrometen, no obedecen a la Santa Sede”, añadió.

Durante la reunión, Francisco habló de la importancia de la unidad al Metropolita de Volokolamsk, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú y toda Rusia.

A este respecto, reiteró que “la Iglesia Católica nunca permitirá que nazca una actitud de división por parte de los suyos. No permitiremos hacer esto: no lo quiero”.

Sobre esto, expresó que el “uniatismo” como camino de unidad “hoy no funciona”, y que le causa dolor cuando algún fiel católico, laico, sacerdote u obispo toma dicha posición, mientras que, en cambio, le consuela la “mano extendida, el abrazo fraternal, pensar juntos y caminar”, porque “el ecumenismo se hace caminando”.

Más en Vaticano

“No hay que esperar a que las cosas se resuelvan para caminar, se camina y se hace esto también, pero se camina en la caridad, en la oración”, dijo también.