¿La historia se repite? Pescadores hallan imagen de Nuestra Señora Aparecida en un río

RÍO DE JANEIRO, 12 Oct. 17 / 12:20 pm (ACI).- Hoy se celebra el 300° aniversario del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora Aparecida en río Paraíba do Sul, en Brasil, y la historia ha vuelto a repetirse porque hace unos días un grupo de pescadores encontró en un río otra efigie de esta advocación mariana.

El 6 de octubre en la localidad São Domingos do Sul, en el estado Río Grande do Sul, Jaime Castelani, Diego Klaus y Olvide Bassani fueron al río São Domingos a pescar.

En el testimonio que dio al día siguiente en la Parroquia São Domingos, Bassani narró que ellos habían lanzado las redes al río y que “cuando la estaba recogiendo, vi un objeto rojo debajo del agua. Fui tirando de la red, fui recogiéndola y así saqué una pequeña imagen de Nuestra Señora. Era linda, maravillosa y perfecta”.

“Nosotros nos pusimos felices al encontrarla”, expresó el pescador y contó que les sorprendió el hecho de que ellos habían arrojado varias redes al río, pero “solo tenía peces aquella donde estaba la imagen de la Virgen”. Según informó la parroquia, los tres hombres sacaron unos 20 kilos de pescado.

Por su parte, el párroco de São Domingos, P. Claudir Pressi, indicó que con este suceso “tenemos la certeza de que Dios continúa enviándonos señales. Estamos en los 300 años de la Madre Aparecida, en un momento tan difícil, tan confuso en el mundo, en nuestro Brasil”.

Señaló que la forma en cómo la imagen “fue encontrada no solo debe llamarnos la atención, sino que debe fomentar algo mayor” y afirmó que esta efigie de la Patrona de Brasil “nos conduce a otro lugar, a su hijo Jesús”.

Según informó la Arquidiócesis de Passo Fundo, la imagen de Nuestra Señora Aparecida hallada en el río São Domingos se colocará en una capilla que será construida al lado de la tumba del Siervo de Dios Mons. João Benvegnú.

El hallazgo de la imagen hace 300 años

En octubre de 1717 un grupo de pescadores encontró en el río Paraíba do Sul una imagen de la Inmaculada Concepción hecha en terracota (arcilla modelada y endurecida al horno).

Aún se ignora por qué la imagen apareció en el río, pero todo indica que se remonta a los primeros tiempos de la colonización de Brasil.

Los pescadores colocaron la imagen en la casa de uno de ellos y luego otro la llevó consigo a Itaguassú, donde le construyó un oratorio y los vecinos se reunían a orar.

El 5 de mayo de 1743 se comenzó a construir el templo de Nuestra Señora Aparecida, el cual se inauguró el 26 de julio de 1745. En 1904 fue coronada canónicamente, y en 1930 Pío XII la nombró Patrona de Brasil.

En 1955 comenzó la construcción de la nueva Basílica de Nuestra Señora Aparecida en São Paulo. El 4 de julio de 1980, San Juan Pablo II, durante su visita a Brasil, consagró la Basílica y la declaró el mayor santuario mariano del mundo.

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Digital.

También te puede interesar:

Etiquetas: Brasil, Nuestra Señora de Aparecida, pesca, Virgen Aparecida

Comentarios