12 de marzo de 2018 5:51 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 20 de marzo de 2018 1:22 pm

La felicidad de Chile depende del esfuerzo de todos, dice Cardenal al nuevo presidente

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Saludo entre Cardenal Ricardo Ezzati y presidente Sebastián Piñera / Foto: Comunicaciones Arzobispado de Santiago
Saludo entre Cardenal Ricardo Ezzati y presidente Sebastián Piñera / Foto: Comunicaciones Arzobispado de Santiago

Este 12 de marzo se realizó en la Catedral Metropolitana la “Oración ecuménica por Chile”, con motivo del inicio del segundo mandato de Sebastián Piñera como presidente del país.

El día anterior, Michelle Bachelet hizo entrega del Gobierno al nuevo presidente, que dirigirá Chile por los próximos cuatro años. El periodo anterior de Piñera fue de 2010 al 2014.

El Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, presidió la ceremonia y afirmó que este traspaso es “una ocasión propicia para renovar el propósito de trabajar con tesón”.

También, “de luchar con perseverancia frente a tantos desafíos que afectan y hacen sufrir a quienes, en nuestra sociedad, aún viven al margen del bienestar, en la periferia de una sociedad que ha crecido sin equidad y con una insuficiente solidaridad”.

En ese sentido, el Cardenal recordó la Carta Pastoral “Chile, un Hogar para todos”, y afirmó que la felicidad de la nación “dependerá del esfuerzo que juntos despleguemos, unos a favor de otros, por el bienestar común, por la dignidad de cada uno y cada una, especialmente de los más vulnerables entre nosotros”.

En su reflexión, el Cardenal Ezzati recordó la pobreza, “la creciente inestabilidad matrimonial, la situación desmejorada de la mujer en la organización de la sociedad, el desafío de acompañar a los jóvenes en la realización de sus grandes ideales, la urgencia de ofrecer a los menores de edad desvalidos, protección y educación de calidad”.

“El país no puede cerrar los ojos frente a quienes reclaman una digna y pronta atención para su salud, a los privados de libertad, a los adultos mayores, siempre más numerosos, a los miles de migrantes en busca de horizontes mejores y, de forma especial, frente a nuestros hermanos mapuche y a otros pueblos originarios”, continuó.

El Cardenal Ezzati invitó a orar por el presidente y por todos los que “han asumido la hermosa y desafiante misión de servir la vida del pueblo de Chile”, para que tengan “la fuerza que viene de lo alto, la sabiduría que procede de Dios, la fortaleza y la templanza”.

También porque “todos hemos sido llamados a ser protagonistas y no meros espectadores de una historia común”.

La Oración Ecuménica por Chile contó con la participación de las autoridades del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial; obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas; representantes de otras confesiones cristianas y de las comunidades judía y musulmana.

También te puede interesar:

 

Etiquetas: Chile, Iglesia en Chile, Gobierno, Presidente, oración ecuménica, Chile Un Hogar Para Todos

Comentarios