5 de enero de 2022 - 3:51 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 5 de enero de 2022 4:01 pm

La Epifanía es una fiesta misionera que nos impulsa a anunciar a Jesús, recuerda obispo

POR DIEGO LÓPEZ MARINA | ACI Prensa

Adoración de los Reyes Magos de Pedro Pablo Rubens / Crédito: Dominio Público
Adoración de los Reyes Magos de Pedro Pablo Rubens / Crédito: Dominio Público

El Obispo de Córdoba (España), Mons. Demetrio Fernández, recordó en su carta semanal que la fiesta de la Epifanía o Día de Reyes, que se celebra el jueves 6 de enero, es en sí “una fiesta misionera, que nos impulsa a anunciar a Jesucristo” a todas las naciones.

“En la liturgia de este día celebramos la manifestación (epifanía) del Señor a todas las naciones. Jesucristo ha venido al mundo no solo para unos cuantos, él ha venido para todos y quiere entrar en el corazón de todos, si los que ya le conocemos somos capaces de anunciarlo a los demás con nuestra vida y con nuestras palabras. Hoy, por tanto, es una fiesta misionera, que nos impulsa a anunciar a Jesucristo”, expresó el obispo español.

De hecho, Mons. Fernández recordó que las Obras Misionales Pontificias proponen que el 6 de enero se celebre también la Jornada del catequista nativo.

“Es decir, la atención de tantos miles y miles de catequistas hombres y mujeres que realizan esa labor en tierras de misión, y que son los evangelizadores más cercanos en tantos poblados lejanos, apartados de las ciudades y de los núcleos donde viven sacerdotes, religiosas, etc.”, comentó.

Según el Obispo, ha podido comprobar la importancia de reconocer esta fecha al recordar la misión diocesana de Córdoba en Picota, en Moyobamba (Perú).

“Los animadores de las distintas comunidades, que realizan una tarea permanente de catequistas, son las piezas clave de la evangelización donde escasean otros agentes pastorales. Gracias a ellos el Evangelio llega hasta los lugares más remotos, gracias a sus vidas entregadas y a su pasión por el Evangelio”, dijo.

Además, resaltó que “sostener esa red capilar tan extendida por todo el mundo y tan eficiente cuesta dinero”, por lo que se celebra la “jornada para agradecer su gran labor y apoyarla con nuestra oración y nuestra limosna”.

Sobre el significado de la fiesta de la Epifanía

En su carta pastoral, Mons. Fernández también aprovechó para recordar a los católicos lo que ocurrió en el día de la Epifanía, es decir, cuando los Magos de Oriente, guiados por una estrella, fueron en busca del Mesías que había nacido en Belén para adorarlo.

“Estos Magos son buscadores de Dios, y lo hacen con el esfuerzo de sus vidas superando las dificultades que encuentran en el camino. Esta es su primera lección: merece la pena gastar la vida en esa búsqueda de Dios, porque cuando le encontramos la satisfacción es mayor que todos los esfuerzos empleados en la búsqueda”, reflexionó.

El Obispo de Córdoba describió que los Reyes Magos encontraron en el camino muchas ayudas, pero también obstáculos.

“Toparse con Herodes fue uno de esos grandes obstáculos, porque Herodes se llenó de envidia y de rabia cuando supo que tales Magos venían en busca del rey de Israel, pensó que el Niño que había nacido iba a quitarle el trono, e indicó a los Magos que le dijeran donde estaba ese Niño e iría él también a buscarlo. Salta a la vista cuáles eran las intenciones de Herodes”, dijo.

Mons. Fernández explicó que “la estrella que los había guiado volvió a brillar y ellos se llenaron de inmensa alegría”.

Esa “estrella los condujo hasta el lugar exacto donde estaba Jesús con su Madre; y entrando en aquel lugar, lo adoraron y le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra”, continuó.

El obispo español subraya que “la liturgia de esta fiesta nos invita a ofrecerle a Jesús lo mejor de nuestro corazón”.

“La fiesta de la epifanía incluye no solo la manifestación de Jesús a los Magos de Oriente, sino también el bautismo del Jordán, que celebramos en este domingo, y las bodas de Caná, cuando Jesús y su Madre alegraron la boda que aquellos novios a los que se les acabó el vino”, precisó.

“Con ello, se nos muestra que Jesús ha inaugurado un nuevo modo de ser y de vivir, que llega hasta nosotros por las aguas del bautismo. Y que la alegría que él viene a darnos no se acaba nunca, como no se acabó el mejor vino de las bodas de Caná. Que la epifanía de este año suponga para todos un mayor conocimiento y una mayor experiencia del que ha venido a salvarnos”, concluyó el obispo.
 

Etiquetas: Mons. Demetrio Fernández, Epifanía, Epifanía del Señor

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios