26 de junio de 2015 4:48 pm

La devoción de San Josemaría Escrivá por “Relojerico”, su Ángel de la Guarda

POR ABEL CAMASCA | ACI Prensa

Josemaría Escrivá y Álvaro Del Portillo rezando / Buscar a Dios en el trabajo y en la vida cotidiana
Josemaría Escrivá y Álvaro Del Portillo rezando / Buscar a Dios en el trabajo y en la vida cotidiana

San Josemaría Escrivá aprendió de sus padres la devoción al Ángel de la Guarda, quien le ayudaba tanto que un día lo empezó a llamar “Relojerico” por unos problemas que tuvo con su reloj.

San Josemaría, siendo ya sacerdote, cuenta que un día su reloj de bolsillo se detuvo y al estar pasando en ese entonces por una situación económica muy difícil, habló con el Señor. “Le indiqué que mi Ángel Custodio, a quien Él ha dado más talento que a todos los relojeros, arreglara mi reloj”.

“Pareció no oírme, puesto que volví a mover y a tocar y retocar, en vano, el reloj estropeado. Entonces [...], me arrodillé y comencé un padrenuestro y un ave, que me parece no llegué a terminar, porque cogí de nuevo el reloj, toqué las saetas... ¡y echó a andar! Di gracias a mi buen Padre”, destacó el Santo.

Asimismo, con el despertador descompuesto, era tanta su confianza en su Ángel Custodio que acudía a él para que lo despertase a la hora prevista por la mañana y su compañero celestial nunca le falló. Por esta razón lo llamaba con cariño “Relojerico”.

San Josemaría enseñó siempre a sus hijos que el trato y la devoción a los santos Ángeles Custodios estaba en la entraña de su labor y que era una manifestación concreta de la misión sobrenatural de la Obra de Dios.

Aquí cabe resaltar que fue justamente un 2 de octubre de 1928, Fiesta de los Ángeles Custodios, que San Josemaría vio lo que Dios quería de él y funda el Opus Dei.

En una ocasión, el Beato Álvaro del Portillo relató que cuando el Santo saludaba al Señor en el Sagrario, agradecía siempre a los Ángeles allí presentes.

"Cuando voy a un oratorio nuestro donde está el tabernáculo, digo a Jesús que le amo, e invoco a la Trinidad. Después doy gracias a los Ángeles que custodian el Sagrario, adorando a Cristo en la Eucaristía", solía repetir San Josemaría Escrivá.

Etiquetas: Santos, Opus Dei, San Josemaría Escrivá

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios