19 de enero de 2021 - 3:41 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 20 de enero de 2021 6:00 pm

Justicia británica ordena retirar alimentación e hidratación a católico polaco

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash / Olga Kononenko.
Imagen referencial. Crédito: Unsplash / Olga Kononenko.

La Corte Suprema de Justicia de Reino Unido y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminaron desconectar la alimentación e hidratación que mantiene con vida a un hombre católico polaco, a pesar de las pruebas de mejoría y sus convicciones católicas.

Un católico polaco identificado como RS fue trasladado de urgencia al hospital Derriford en Plymouth (Reino Unido), en noviembre del año pasado después de sufrir un ataque cardíaco que lo dejó, según los médicos, con “daño cerebral severo e irreversible”. Desde entonces esta persona ha sido mantenida con vida a través de una alimentación por goteo.

A finales de diciembre, tras recibir el consentimiento de la esposa y los hijos del paciente polaco, la Corte de Protección de Reino Unido dio permiso al Fideicomiso del Servicio Nacional de Salud de los Hospitales Universitarios de Plymouth para retirar la hidratación y la nutrición artificiales que lo mantienen con vida. 

Sin embargo, la madre y la hermana de RS, que viven en Polonia, y otra hermana y sobrina del polaco, que viven en Inglaterra, se oponen a la desconexión, afirmando que como católico practicante RS “estaba en contra del aborto y la eutanasia y no le gustaría morir de esa manera”, señaló el diario The First News (TFN).

El soporte vital ya había sido desconectado dos veces a RS. La primera vez por dos días y la otra por cinco días, pero se le volvió a conectar ante los reclamos de la madre y la hermana en Polonia, señaló el diario TFN, que publica noticias de actualidad polaca.

La Corte de Protección de Reino Unido tomó la decisión pese a que anteriormente aceptó las afirmaciones de los médicos que indicaban que RS podría vivir cinco años, aunque tal vez no superase “un estado de conciencia mínima” en el que apenas podría “reconocer la presencia de otro ser humano”.

Sin embargo, según el juez no era lo mejor para el polaco ser mantenido con vida “en un estado que no le proporciona la capacidad de obtener ningún placer y que es tan molesto para su esposa e hijos”.

La desconexión del sistema vital se iba a realizar el 7 de enero de 2021, alegando que “no es lo mejor para él que se le administre un tratamiento de soporte vital”; sin embargo, la madre y hermana de RS apelaron a los más altos niveles de justicia y protección de derechos humanos.

Ambas apelaron a la Corte Suprema de Justicia y presentaron pruebas de que la condición de salud de RS había mejorado: presentaron videos grabados en un teléfono móvil que muestran al paciente en su habitación de hospital con el rostro dolido, parpadeando y con lágrimas en los ojos.

Pese a la evidencia, la Corte Suprema rechazó las pruebas y los argumentos, afirmando que lo mejor para el hombre era suspender el soporte vital y, luego, brindarle cuidados paliativos.

El Juez de la Corte Suprema, Jonathan Cohen QC, dijo: “No tengo ninguna duda de que no ha habido ninguna mejora en RS y no hay ninguna base para cambiar mi decisión de que no es lo mejor para él que se le brinde un tratamiento de soporte vital”.

En diciembre, ambas apelaron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero su solicitud fue desestimada. Más tarde, el mismo Tribunal también rechazó una solicitud del gobierno polaco para repatriar al paciente.

No conformes con ello, la madre y la hermana solicitaron permiso a la Corte de Apelación de Reino Unido para presentar una nueva apelación ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y durante ese tiempo se retrasó la desconexión del sistema vital hasta el 13 de enero.

El 14 de enero se hizo pública la documentación judicial del caso en la que la Corte de Apelación informa ​​el 13 de enero a los interesados que había rechazado la solicitud y que permitía que nuevamente se retiren las sondas de alimentación de RS a partir de las 18 horas de ese mismo día.

“Esto es terrible e indignante. Él reacciona a su nombre, mira a los ojos, lloró cuando su hermana fue allí [al hospital]. ¡Esto es un asesinato! Este es el asesinato de un hombre por inanición y deshidratación”, dijo una de sus hermanas, Agata, al diario TFN.

“Queremos que Polonia presente un caso contra Gran Bretaña en virtud del artículo 33 de la Convención Europea de Derechos Humanos. Entonces la Corte tendría que escuchar el caso”, agregó.

En un comunicado emitido el 8 de enero por Christian Legal Center, organización que está ayudando a la familia, la madre de RS dijo: “Estoy devastada porque las autoridades británicas han decidido deshidratar a mi hijo hasta la muerte. Lo que las autoridades británicas están tratando de hacerle a mi hijo es la eutanasia por la puerta trasera”.

Según el comunicado, el juez no solo rechazó las pruebas sino que también rechazó una solicitud de la familia para que el polaco fuera examinado por otro neurólogo.

El P. Patrick Pullicino, un exneurólogo, examinó los videos de RS realizados por la familia y concluyó que mostraban “una clara respuesta emocional a la presencia de familiares” y podrían indicar que sus perspectivas de recuperación eran mejores que las que los médicos sugirieron.

Asimismo, el juez negó a la Iglesia Católica la oportunidad de ofrecer una opinión experta. En fallos anteriores de casos similares, la Corte tomaba en cuenta las convicciones religiosas de los pacientes.

Ante la noticia, el Obispo de Plymouth, Mons. Mark O’Toole, expresó su solidaridad con la familia y dijo que la decisión del tribunal “de permitir la retirada de la hidratación y la nutrición es muy preocupante”, más aún porque “se considera que redunda en el mejor interés del paciente”.

“Proporcionar comida y agua a pacientes muy enfermos, aunque sea por medios artificiales, es un nivel básico de atención”, subrayó.

De igual modo, David Jones, el director del Anscombe Bioethics Center, un instituto que sirve a la Iglesia Católica en el Reino Unido e Irlanda, dijo el 12 de enero en un comunicado que “no se debe abandonar a los pacientes para que mueran por falta de nutrición o hidratación, de todos modos es mejor proveerlo”.

Etiquetas: Inglaterra, Eutanasia, Polonia, Reino Unido, Corte Suprema, Iglesia en Inglaterra, Ley de Eutanasia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios