El Partido Solidaridad y Autogestión Internacionalista (SAIn) y el Movimiento Cultural Cristiano (MCC) denunciaron la distribución de volantes en donde se ve a un hombre disparando contra un templo mientras que unos espectadores le animan a seguir, en clara instigación a la hostilidad contra la Iglesia Católica.

Al respecto, la nota de prensa explica que "la Junta de Andalucía gobernada por el PSOE, acaba de revelar qué mentalidad hay detrás de su iniciativa de desenterrar a los muertos de la Guerra Civil: justificar y resucitar la violencia contra la Iglesia".

Estos volantes sirven para promocionar el "Festival de la Creación Joven" en Córdoba y son distribuidos por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, organizadora del evento.

"En el reverso (del volante), para no dejar lugar a dudas sobre la intencionalidad de la ‘obra’, figura impreso su título: ‘Hombre disparándole a una iglesia con una escopeta de cañones recortados mientras algunas personas aplauden a su alrededor’", explican

Además, precisan que "semejante incitación a la violencia callejera adquiere tintes de juzgado de guardia cuando viene publicada por una Consejería del propio Gobierno Andaluz. Parece que la ideología progre de la ‘tolerancia’ incluye ahora también la tolerancia ante el asesinato".

Además de la Junta de Andalucía, otros patrocinadores de este evento fueron el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento de Córdoba, la Fundación Antonio Gala, la Cadena SER, el Ayuntamiento de Valladolid y la Embajada de Francia. Como patrocinador aparecía Cajasur, en cuyas Salas de Exposiciones tuvo lugar el evento.

Más en América

  • Tags: