30 de enero de 2020 - 9:06 PM

Jóvenes salesianos inician triduo a Don Bosco

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay.
Imagen referencial. Crédito: Pixabay.

El día 29 de enero en la noche, jóvenes pertenecientes a las Hijas de María Auxiliadora, Salesianos de Don Bosco y fieles de la Basílica de María iniciaron en Valdocco (Italia) el triduo a San Juan Bosco con una vigilia “histórica, original y carismática”.

El momento de oración se realizó en camino hacia tres lugares de valor histórico y religioso en Valdocco: El patio principal donde se encuentra la estatua del santo, la capilla San Francisco de Sales y la Basílica de María Auxiliadora. “Queremos recordar a Don Bosco en la historia y recordarlo hoy”, manifestó el P. Guido Enrico, celebrante de la vigilia.

A los pies de la estatua del santo, los participantes rezaron por todos los jóvenes del mundo y recordaron la vida de Don Bosco junto a los jóvenes, el cual “hizo este lugar un espacio de diálogo y de encuentro” para ellos.

La capilla de San Francisco de Sales fue un lugar donde Don Bosco invitó a los jóvenes “a vivir el encuentro profundo con Dios en la Eucaristía” y a vivir siempre bajo su presencia, por ello, durante la vigilia se recordó la multiplicación de las hostias de Don Bosco y la oración de Santo Domingo Savio con Dios, el alumno más conocido del oratorio de Valdocco por llegar a ser santo a la corta edad de 15 años.

Según la agencia de noticias ANS, en la Basílica de María Auxiliadora se ofreció el testimonio de Don Bosco y su relación con la Virgen María, pues “sin ella, sin la Auxiliadora, su vida no tendría sentido”.

Al finalizar la celebración del triduo, los participantes realizaron una oración original, asimismo, el artista Andrea de Simone presentó un “impactante momento de arte e historia” del santo, por medio de dibujos en la arena.

“Cuando me invitaron a realizar esta propuesta artística no puede resistirme. Don Bosco es un santo con gran vitalidad que tiene como ejemplo la confianza total en sus muchachos. El diseño en la arena ha sido pensado [en] la vida del santo, que nos invita a vivir en la esperanza y alegría”, expresó el artista.

La celebración finalizó con las palabras del Rector Mayor, P. Ángel Fernández Artime, quien expresó aspectos de la vida y obra de Don Bosco como modelo a seguir e invitó a todos los participantes a agradecer a Dios por su vida.

“Decir Don Bosco es decir María Auxiliadora. El santo tuvo la convicción profunda que Ella fue la que hizo todo. Pero, no podemos pensar en Don Bosco sin la presencia de su madre Margarita. Don Bosco no nació con una mochila llena. Don Bosco nació en una familia, con la fragilidad de un niño. Su vida se hizo a base de sacrificios y con la presencia de Dio y de mamá Margarita. Hoy es el momento para agradecer su vida. Sin Don Bosco, nosotros no estaríamos hoy como Familia Salesiana”, manifestó a la agencia salesiana de noticias ANS.

La devoción de Don Bosco a María Auxiliadora

“La Virgen quiere que la honremos con el título de Auxiliadora: los tiempos que corren son tan aciagos que tenemos necesidad de que la Virgen nos ayude y a defender la fe cristiana”, fueron las palabras de Don Bosco, para quien la advocación Auxiliadora es la visión que tiene de la Virgen María. 

Por ello, la Auxiliadora está presente en toda su obra de forma central y sintetizadora desde 1862, cuando realiza su opción mariana definitiva. 

Además, la lectura evangélica de Don Bosco sobre María, su experiencia eclesial y la experiencia de su vida y la de sus jóvenes salesianos hacen que la reconozca como “Auxiliadora del Pueblo de Dios”.

San Juan Bosco falleció un 31 de enero de 1888, después de haber hecho vida aquella frase que le dijo a su alumno Santo Domingo Savio: “Aquí hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres”.

Fue declarado santo el 1 de abril de 1934 por el Papa Pío X. Posteriormente, San Juan Pablo II lo declaró “Padre y Maestro de la juventud” en su carta Iuvenum Patris, escrita por el centenario de la muerte de Don Bosco, quien dejó escrito a sus jóvenes “Uno solo es mi deseo: que sean felices en el tiempo y en la eternidad”.

Etiquetas: Italia, Don Bosco, oratorio, Iglesia en Italia, Basílica de María Auxiliadora

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios