23 de enero de 2019 12:36 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 23 de enero de 2019 3:05 pm

Joven que murió defendiéndose de violador, más cerca de ser santa [VIDEO]

Redacción ACI Prensa

El proceso de beatificación de Marta Obregón, joven que murió en 1992 defendiendo su virginidad de un hombre conocido como el “violador del ascensor” en Burgos (España), ha terminado la fase diocesana y ha sido enviado a la Congregación para las Causas de los Santos en el Vaticano.

Marta Obregón era una joven española de 22 años que fue asesinada en Burgos el 21 de enero de 1992 por el conocido como “violador del ascensor”, que le asestó 14 puñaladas mientras que ella defendía su castidad de este agresor sexual.

La Archidiócesis de Burgos clausuró el 22 de enero el proceso de beatificación de esta joven. Mons. Fidel Herráiz aseguró, durante la ceremonia, que la vida de Marta es “un testimonio y referencia para los jóvenes de hoy”, además subrayó que “la santidad consiste en ser buenos, buenísimos hijos de Dios”.

En ese sentido, Mons. Herráiz señaló que “sería un error pensar que los santos son personas excepcionales, raras o distantes”. “Tanto ellos como nosotros tenemos las mismas posibilidades porque contamos con la ayuda de Dios para lograr la santidad a la que Él nos ha llamado”, afirmó.

También aseguró que espera que “el testimonio de Marta nos ayude a comprender que el camino que ella emprendió y hoy aplaudimos es también un camino para nosotros”.

El próximo 12 de febrero está previsto que el postulador diocesano del proceso, el P. Saturnino López Santidrián, entregue en el Vaticano la numerosa documentación que se ha recopilado durante la instrucción del proceso de beatificación en Burgos.

Según explican desde la Archidiócesis, una vez entregados los documentos en el Vaticano se abrirá un nuevo proceso canónico en el que actuará como postuladora la doctora Silvia Correale.

Breve biografía

Marta nació en una familia católica en 1969, sin embargo con 17 años comenzó a apartarse de la fe, hasta que conoció a un sacerdote del Camino Neocatecumenal y pidió comenzar las catequesis y participar de este movimiento.

Con 20 años, manifestó su deseo de ser ‘itinerante’, es decir, ser catequista por todo el mundo proclamando el Kerygma. Ella escribió: “Yo he pasado de la muerte a la vida. Él me ha sacado. Pero ahora le estoy eternamente agradecida (quizás de boca), y le digo: Señor, déjame que tu voluntad se haga en mí. Si lo dejo todo y te sigo porque veo que eres lo único en mi vida, el único sentido de mi existencia, me sentiré mucho mejor. ¡Pero no tengo fuerzas!”.

El 21 de enero de 1992 volvía a su casa de haber estado estudiando y terminado su jornada con un rato de oración ante el Santísimo Sacramento en el Club Arlanza, un centro del Opus Dei en Burgos para jóvenes.

Su asesino, conocido como el “violador del ascensor”, la esperaba en la puerta de su casa para raptarla, intentar violarla y asesinarla. Su cuerpo apareció seis días después con 14 puñaladas.

Marta murió el 21 de enero, festividad de Santa Inés, virgen romana que murió martirizada por preservar su castidad.

Uno de los policías que acudió al lugar del crimen declaró en la causa de beatificación que “nunca había visto en un crimen tan horrible, un rostro con tanta paz”.

“Cuando llegué al tanatorio y vi la cara de paz que tenía mi hija, cómo transmitía paz, supe que ella había muerto perdonando a quien la estaba matando porque si no, no era posible. Durante el primer año [después de la muerte de Marta] recé un Acordaos todos los días por su asesino, para que se convirtiera”, declaró Pilar, la madre de Marta en varias ocasiones.

La madre asegura que ha vivido “lo peor que puede ocurrirle a nadie” pero que ante esta situación se pueden tomar dos caminos: “Echarle la culpa a Dios o acercarnos muchos más a Él”.

También afirma que ella le preguntaba al Señor para qué había permitido la muerte de su hija.

El proceso de beatificación de esta joven se inició en el año 2011 en Burgos, archidiócesis a la que pertenecía la joven. El postulador de la causa, el P. Saturnino López publicó un libro con la biografía de Marta, titulado “Marta Obregón, ‘Hágase’ Yo pertenezco a mi amado”.

“Cuando se inició todo esto [el proceso de beatificación], vi unos escritos que tenía en un cuadernillo en donde decía ‘si yo pusiera dar ejemplo con mi vida, señor…’. Veo lo que ha pasado en tan poco tiempo… El caso de Marta, está dando ejemplo ya con su vida y es que los caminos del Señor son así. Se han recibido muchísimos testimonios de gente joven en todo el mundo que ha visto que se puede vivir una vida de piedad estando en el mundo y estando cerca de Dios. Dios tenía unos planes para ella y ojala que se cumplan”, aseguró su madre.

Etiquetas: Iglesia en España, Virginidad, beatificación, violación, causa de beatificación

Comentarios