25 de agosto de 2022 - 3:45 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 25 de agosto de 2022 7:26 pm

Jesuita James Martin se disculpa por “no ser más claro” sobre crímenes de Arzobispo muerto

Redacción ACI Prensa

P. James Martin. Crédito: Flickr de Shawn (CC BY-NC 2.0).
P. James Martin. Crédito: Flickr de Shawn (CC BY-NC 2.0).

El sacerdote jesuita James Martin pidió recientemente disculpas por no haber sido “más claro” sobre los “pecados y crímenes” del fallecido Arzobispo de Milwaukee (Estados Unidos), Mons. Rembert Weakland, en un tuit sobre su muerte.

Mons. Weakland, fallecido el 22 de agosto de este año, fue Arzobispo de Milwaukee entre 1977 y 2002, y encubrió abusos sexuales cometidos en su arquidiócesis.

Además, pagó cerca de medio millón de dólares para resolver fuera de tribunales una demanda de un ex seminarista con el que mantuvo una relación homosexual.

El 23 de agosto, el P. James Martin escribió en Twitter: “anoche, muchas personas se enojaron por dos tuits sobre el Arzobispo Rembert Weakland, quien cometió muchos pecados y crímenes, y murió a los 95 años”.

“Obviamente, condeno su encubrimiento de abusos sexuales y su pago de dinero por el silencio”, dijo el P. James Martin, colaborador de la revista jesuita estadounidense “America”.

El P. Martin añadió que “puedo ver cómo la gente pensó que estaba minimizando (o incluso ignorando) sus pecados y crímenes. Perdón por no ser más claro al respecto”.

El día anterior, el sacerdote jesuita tuiteó sobre la muerte de Mons. Weakland, calificándolo como “un erudito” y “pastor talentoso y abad primado benedictino”.

“Su legado se vio empañado por las revelaciones de que pagó dinero a un hombre con el que había tenido una relación. Lo consideré un amigo y lamento su pérdida. Que descanse en paz”, dijo.

Mons. Weakland murió el 22 de agosto tras una larga enfermedad. El Prelado renunció en 2002 como Arzobispo de Milwaukee luego de que se revelara que la Arquidiócesis pagó 450 mil dólares para silenciar a Paul J. Marcoux, un seminarista adulto con el que había tenido relaciones homosexuales.

Marcoux dijo que recibió el dinero como parte de un acuerdo extrajudicial por una demanda, y reveló los encuentros sexuales que tuvo con Weakland, a principios de la década de 1980, como una violación en una cita.

Mons. Weakland dijo que había comenzado a tener relaciones homosexuales después de su consagración episcopal.

El Prelado discrepaba con la enseñanza de la Iglesia Católica sobre la inmoralidad de la sodomía, y sobre la imposibilidad de la ordenación sacerdotal de mujeres.

Su propio abuso sexual, y su mal manejo de abusos sexuales cometidos por otros sacerdotes, llevó a que en 2019 la Arquidiócesis cambiara el nombre del “Centro Weakland”, que acoge las oficinas de la Catedral de San Juan Evangelista.

Los tuits de disculpa del P. Martin por no hablar más claramente sobre Weakland pronto se convirtieron en una discusión sobre la misericordia.

“También me sorprendió que los católicos dijeran no solo que nunca podrían ser amigos de alguien así, sino que debería 'pudrirse en el infierno'”, escribió el P. Martin el 23 de agosto.

“Yo tomo en serio la escandalosa amistad de Jesús con los ‘pecadores y recaudadores de impuestos’ y considero al Arzobispo Weakland, un hombre profundamente pecador, un amigo. El corazón del mensaje de Jesús es que nadie está más allá de la misericordia infinita de Dios, ni siquiera un asesino, ni siquiera Rembert Weakland”, agregó.

El sacerdote jesuita continuó: “Me disculpo por excusar aparentemente sus muchos pecados y crímenes. Esa no fue mi intención: condeno esas acciones y debería haber sido más claro. Pero también pregunto si la gente se habría sentado al lado de Jesús mientras comía con ‘pecadores y recaudadores de impuestos’, como solía hacer en Galilea y Judea”.

“Que Dios tenga piedad del alma del Arzobispo Rembert Weakland, y que Dios tenga piedad de todos los pecadores, que somos todos nosotros, incluido yo mismo”, concluyó.

El actual Arzobispo de Milwaukee, Mons. Jerome Listecki, en su comunicado del 22 de agosto sobre la muerte de Mons. Weakland no se refirió a los pecados sexuales de su predecesor.

“Por un cuarto de siglo, el Arzobispo Weakland dirigió la Arquidiócesis de Milwaukee, y su liderazgo encarnó su espíritu benedictino”, escribió Mons. Listecki.

“Su carta pastoral, 'Eucaristía sin muros', evocaba su amor por la Eucaristía y su llamado al servicio. Durante su tiempo, enfatizó la apertura a la implementación de las enseñanzas del Concilio Vaticano II, incluido el papel de los hombres y mujeres laicos en la Iglesia, la celebración de la Sagrada Liturgia, el diálogo ecuménico y el abordaje de los problemas sociales, especialmente la justicia económica. Que ahora descanse en paz”, dijo.

Mons. Weakland nació en 1927 en Patton, Pennsylvania, y asistió al seminario menor dirigido por la Archiabadía de San Vicente en Latrobe. Hizo su profesión como miembro de la Orden de San Benito en la abadía en 1946, y realizó los votos solemnes en 1949. Fue ordenado sacerdote en 1951.

Estudioso de la música, fue nombrado consultor del Consilium, el comité que interpretó Sacrosanctum Concilium y que fue responsable de preparar el Orden de la Misa revisado después del Concilio Vaticano II, en 1964. Fue nombrado miembro del Consilium en 1968.

En 1967 fue nombrado abad primado de la Orden de San Benito.

Fue nombrado Arzobispo de Milwaukee en 1977, y recibió la consagración episcopal ese mismo año. Se retiró del cargo a los 75 años, en 2002.

Traducido y adaptado por David Ramos. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, Abuso sexual, Abusos sexuales, Jesuitas, Obispos de Estados Unidos, Iglesia en Estados Unidos, abusos, jesuita, abuso, P. James Martin

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios