10 de octubre de 2018 9:20 pm

Instituciones educativas católicas en Chile serán censadas para prevenir abusos

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Ana María Celis, Mons. Héctor Vargas y Rafael Silva / Foto: Conferencia Episcopal de Chile
Ana María Celis, Mons. Héctor Vargas y Rafael Silva / Foto: Conferencia Episcopal de Chile

El 9 de octubre el Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) junto al Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento a Víctimas anunciaron que se realizará un catastro de las instituciones educativas dependientes de la Iglesia con el objetivo de velar por el cumplimiento de las normas de prevención de abusos.

El catastro se fundamenta en los lineamientos elaborados en 2015 por la CECh para tratar los casos de abusos sexuales a menores de edad llamado Cuidado y Esperanza.

Las líneas guía Cuidado y Esperanza “se han escrito de cara al futuro con la esperanza de que nos ayuden a todos, pastores y fieles, a hacer de nuestras comunidades educativas verdaderas escuelas de fe y confianza, de comunión y libertad, de pureza y santidad”, manifestó el presidente del Área Educación, Mons. Héctor Vargas. 

La iniciativa también responde al compromiso anunciado por la 116° Asamblea Extraordinaria celebrada en agosto de este año, donde obispos, consagrados, religiosos, laicos y agentes pastorales presentaron las primeras acciones que a corto y mediano plazo permitirán alcanzar la verdad, justicia y reparación de las víctimas.

“Este es un compromiso que hemos adquirido como pastores. Hemos reconocido nuestros errores y ahora debemos actuar para evitar que este tipo de situaciones sigan ocurriendo”, sostuvo Mons. Vargas.

En primer lugar, el catastro cuantificará las salas cunas, jardines infantiles, colegios e instituciones de educación superior dependientes de la Iglesia y presentes en cada diócesis.

También determinará qué centros educativos cuentan con protocolos de prevención de abusos y acompañamiento a las víctimas. De ser necesario los protocolos serán actualizados.

Por último, se enfatizará un trabajo conjunto entre las instituciones educativas y los consejos de prevención de abusos de cada diócesis y se exigirá la capacitación de cada trabajador en el protocolo de prevención de abusos.

La capacitación de trabajadores y voluntarios de la Iglesia Católica comenzó hace un tiempo, alcanzando a la fecha un aproximado de 25 mil personas. 

Etiquetas: Iglesia en Chile, prevención de abusos sexuales, víctimas de abusos, Conferencia Episcopal de Chile, Crisis de la Iglesia en Chile

Comentarios