Una estatua gigante de Fray Damião fue inaugurada en Brasil el  14 de noviembre. La imagen del popular fraile franciscano mide 20 metros de altura y se convirtió en la sexta más alta del país. 

A la entrega del monumento asistieron 20 mil fieles católicos, los cuales también se congregaron para la celebración al aire libre de una Santa Misa en el Santuario Fray Damião en el distrito de Canafístula, Palmeira dos Índios, al nordeste de Brasil. 

 

 

Más en Mundo

Fray Damião, cuyo nombre de nacimiento era Pío Giannotti, fue un sacerdote nacido en Bozzano, Italia, en 1898. 

Fue miembro de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y es conocido por haber servido como misionero durante más de 60 años en Brasil. 

El día que realizó su primera comunión, a los 10 años de edad, se sintió profundamente conmovido y volvió con rapidez a su casa para rezar en silencio frente un crucifijo que tenía en su ático. 

Un par de años más tarde, y con tan solo 12 años, Pío Giannotti pidió su ingreso al convento de los franciscanos en la diócesis de Camigliano para iniciar sus estudios religiosos, aunque recién pudo vestir el hábito franciscano a los 15 años. 

A los 22 años realizó su profesión perpetua asumiendo el nombre de “Damiano da Bozzano” y se ordenó sacerdote tres años más tarde. 

En 1931 fue enviado de misión a Brasil, país donde sería conocido como Fray Damião hasta su muerte en 1997. 

(El artículo continúa después)

Su labor misionera consistió en viajar por el norte de Brasil, celebrando misas, evangelizando y escuchando confesiones. 

Gracias a esto, ganó fama de hombre santo y muchos fieles católicos viajaban largas horas para verlo. Algunos le atribuían milagros y llegó a ser considerado el sucesor del Siervo de Dios Cícero Romão Batista. 

Esta labor le dio muy buena reputación entre los fieles católicos brasileros, aunque tuvo algunas discrepancias con sacerdotes que apoyaban la teología de la liberación para quienes Fray Damião era un “conservador doctrinal”. 

Los restos de Fray Damião en la capilla de Nostra Signora delle Grazie en Pina cerca de Recife. 

En abril del 2019, el Papa Francisco reconoció las virtudes heroicas de Fray Damião y le otorgó el título de Venerable. 

Durante la inauguración de la estatua en su honor, el alcalde de Palmeira dos Índios destacó que “Frai Damião dejó un gran legado de amor, fe y esperanza. Muchos devotos le atribuyen milagros y la curación de enfermedades”. 

“Estamos muy contentos de entregar el Santuario, que será un punto de oración y de muchas manifestaciones religiosas en Canafístula”, agregó.