26 de agosto de 2014 - 9:54 PM

Imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre formará parte de los Jardines Vaticanos

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Virgen de la Caridad del Cobre en su santuario en Cuba. Foto: Flickr de cheeses (CC BY-NC-SA 2.0)
Virgen de la Caridad del Cobre en su santuario en Cuba. Foto: Flickr de cheeses (CC BY-NC-SA 2.0)

Una réplica de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, será entronizada el próximo jueves 28 de agosto en los Jardines del Vaticano.

Según informó el 22 de agosto en su sitio web oficial la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), la ceremonia será presidida por el Secretario Emérito de Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone; y en ella participarán el Arzobispo de Santiago de Cuba y presidente del Episcopado, Mons. Dionisio García Ibáñez; el Obispo de Santa Clara, Mons. Arturo González Amador; y el Obispo Auxiliar de la Habana, Mons. Juan de Dios Hernández-Ruíz; vicepresidente y secretario general de la COCC respectivamente.

También viajarán a Roma para la ocasión el Obispo de Holguín, Mons. Emilio Aranguren Echeverría; el Obispo de Guantánamo–Baracoa, Mons Wilfredo Pino Estévez; y el Obispo Emérito de Holguín, Mons. Héctor Peña Gómez.

La imagen de la Virgen de la Caridad que pasará a formar parte del Vaticano es de bronce fundido, y fue llevada a Roma por los obispos cubanos con motivo de su última visita ad limina en mayo de 2008. Fue bendecida por el entonces Papa Benedicto XVI.

Esta figura mariana “tiene un valor significativo por ser copia fiel de la imagen, recuperada y conservada, que había estado expuesta en las costas de la Bahía de Nipe”, explica el Secretariado de la COCC a través de una nota informativa.

El Santuario de Nuestra Señora de la Caridad se encuentra a unos 16 kilómetros al oeste de Santiago de Cuba, en la villa de El Cobre. Según la tradición, en una mañana de 1612, dos indígenas de apellido Hoyos y un esclavo negro de diez años de edad salieron de Barajagua a la bahía de Nipe a buscar sal, pero una terrible tormenta destruyó sus planes quedando postergados a algunos días después.

Cuando por fin pudieron embarcarse en una canoa y dirigirse a las salinas de la costa, no hacía mucho que navegaban cuando descubrieron sobre las olas un objeto blanco que flotaba. Imaginaron sería el cadáver de alguna ave marina, sin embargo advirtieron con gran sorpresa que el objeto flotante era una imagen de la Virgen María colocada sobre una tabla.

En la tabla venía una inscripción que decía: "Yo soy la Virgen de la Caridad". Tomaron la imagen y la llevaron la imagen al altar mayor de la iglesia parroquial de Barajagua, donde un hombre de fe llamado Marías de Olivera ofreció dedicarse a su servicio.

La imagen de la Virgen de la Caridad es pequeña y su rostro es redondo. En el brazo izquierdo sostiene al Niño Jesús, quien sostiene en una mano tiene un globo terráqueo. El 10 de mayo de 1916, el Papa Benedicto XV, la proclamó Patrona de la isla, y en 2012, en el 400 aniversario de su hallazgo, el Papa Benedicto XVI la visitó en su Santuario para orar a sus pies y pedir bendiciones para todos los cubanos.

La imagen de la Patrona de Cuba se unirá a otras ya presentes en los jardines como Nuestra Señora de Guadalupe (México) y Nuestra Señora de Lourdes (Francia).

Etiquetas: Cuba, Vaticano, Iglesia en Cuba, Virgen de la Caridad

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios